Adif empieza a desmontar las vías e inicia una carrera con las obras del AVE


Una máquina desmantela la vía entre Nonduermas y Sangonera. / PLATAFORMA

El Ministerio intentará finalizar antes de 2026 la línea con Almería; los tramos de Totana y Lorca aún no tienen los proyectos aprobados

Manuel Buitrago

Adif no ha esperado ni un día para acelerar la obras del AVE entre Murcia y Almería. El viejo trazado pasa a la historia, ya que el viernes, el mismo día en el que
cortó el servicio de Cercanías entre Murcia, Lorca y Almería, empezó a desmantelar la infraestructura, levantando las vías. Lo ha hecho en el tramo Nonduermas-Sangonera. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias trabajará contra el reloj para que esta parte del Corredor Mediterráneo pueda estar finalizado antes de 2026.
Los cuellos de botella de la planificación de las obras estarán probablemente en Totana y Lorca, donde aún no se han aprobado los proyectos.

No hay marcha atrás con el corte de la línea Murcia-Lorca-Águilas y con el plan alternativo de Renfe de
trasladar a los viajeros en autobuses hasta el año 2025. El dispositivo arrancó el viernes con el desconcierto y enfado de los usuarios, muchos de los cuales, estudiantes y trabajadores
, criticaron que tardan casi el doble de tiempo en llegar a sus destinos. El corte ha coincidido con la huelga en Renfe, lo cual reduce el número de autobuses.

El tramo Nonduermas-Sangonera, adjudicado a una UTE, empezó a ser desmantelado el mismo viernes, informó la Plataforma Pro Soterramiento, coincidiendo con el anuncio de Adif de que se trabaja simultáneamente en varios puntos para acelerar las obras.

En Alcantarilla se bifurca el trazado ferroviario entre la línea ya cortada y la línea Cartagena-Chinchilla. Esta segunda seguirá operativa hasta febrero, que también quedará cortada, de tal forma que los trenes con Madrid saldrán desde la estación de Archena. Esta será habilitada para los transbordos en autobuses, que cubrirán el resto del viaje hasta Murcia y Cartagena, y viceversa.

PLATAFORMA

Lorca y Totana, a la zaga

Los dos tramos que pueden comprometer el calendario son
los de Totana y la integración en Lorca, que incluye la estación soterrada. En el primer caso, el proyecto aún está en redacción, según informó Adif. En cuanto a Lorca, se encuentra en estudio informativo, en una fase anterior. El ramal entre Pulpí y Águilas tiene adjudicado el proyecto de adecuación al ancho internacional.

Los fondos ‘Next Generation’ son para las vías y la electrificación de la línea, lo cual obligará a correr más con las obras

Adif espera finalizar las obras con Almería en 2026, ya que lo de lo contrario peligraría una parte de la financiación europea que corresponde a los fondos ‘Next Generation’. Se trata de 446,6 millones que se destinarán a actuaciones en la vía y a la electrificación de la línea, así como la plataforma de la integración del ferrocarril en Almería, fase 2, informó el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.

Según esta planificación, el cumplimiento de los plazos resulta más exigente, puesto que la culminación de la obra depende de este dinero. Los otros fondos europeos comprometidos previamente, a través de Feder, se destinan sobre todo a la construcción de la plataforma ferroviaria.



Fuente de la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *