«Ahora soy un ejemplo a nivel personal»

«Ahora soy un ejemplo a nivel personal»


Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy


MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) –

La exjugadora del Atlético de Madrid Virginia Torrecilla, que superó un cáncer cerebral, confesó este miércoles que «siempre» quiso ser «un ejemplo a nivel deportivo» para la gente, pero que el superar una enfermedad así la ha convertido en una referente «a nivel personal» para muchas personas que sufren esta proceso.

«Para mi hablar de cáncer es algo muy natural. La gente me para por la calle para decirme que soy una luchadora. Siempre quise ser un ejemplo a nivel deportivo, y ahora lo soy a nivel personal. Cuando hice público que tenía cáncer, la gente me ayudó más que yo a ellos, y que yo pueda ayudar a otras personas es fundamental. Antes de que me lo comunicaran creía que yo no podía enfermar», explicó Torrecilla en la jornada ‘Caminando hacia la Esperanza: mujer deporte y cáncer’ celebrada este miércoles en la sede de la Liga F.

La jugadora mallorquina confesó que la enfermedad le supuso «mucho» tanto en su carrera como en su vida personal, pero que el deporte le «ayudó» a afrontarla. «La oncóloga me dijo que gracias al deporte tenía un cuerpo muy fuerte para aguantar la quimioterapia, y que sin el deporte no lo habría soportado», apuntó.

«Mientras estaba en el tratamiento, cada vez que llegaba a casa hacía deporte. Siempre ha sido vida para mi, y es lo que me ha hecho estar a día de hoy aquí. No es garantía de que no vaya a pasar nada, pero es clave para afrontar la enfermedad de la mejor manera», añadió Virginia Torrecilla sobre la importancia del ejercicio físico en su lucha contra el cáncer.

La exjugadora del Atlético de Madrid destacó la importancia del equipo y sus compañeras para vencer a la enfermedad. «Hubo un momento en el que se ganó la Supercopa, y yo estaba en un momento muy duro. Siempre dije que esa copa se levantó para que yo la levantara calva», expresó en alusión al homenaje de sus compañeras que le cedieron el honor de alzar el trofeo.

Torrecilla explicó que durante el proceso de tratamiento su «familia» fue «el Atlético». «Mi familia no podía venir a verme porque todo ocurrió durante la pandemia. Como anécdota, cuando me estaba dando la radio y cogí COVID, y simplemente hablar con una compañera me daba vida», añadió.

La mallorquina confesó que cuando le diagnosticaron cáncer «estaba acojonada» y que sentía «miedo» a lo que le pudiera pasar «en el futuro». «Cuando vi la perspectiva de mi madre vi lo que se sufría desde fuera. Tengo que darles las gracias a ellos. Llegaba a mi casa por la noche y lloraba pensando que no iba a salir, pero el estar rodeada de gente positiva te daba fuerzas. He aprendido mucho de todas las desgracias que me ha dado la vida y una de ellas es rodearte de personas que siempre te aporten algo», confesó.

Torrecilla relató lo duro que fue la quimioterapia para ella. «Tenía mucho dolor de estómago. Me duchaba 10 veces al día y estaba súper delgada». Sin embargo, pese a ello, siempre sacó fuerza para mantenerse activa: «Mi oncóloga me decía que no podía quedarme dos días seguidos en la cama. Las últimas veces fue horrible porque estaba muy débil, pero aun así me levantaba y me ponía a hacer sentadillas. Fueron duros porque me di cuenta que mi cuerpo ya no aguantaba más».

Por último, la ex internacional con España habló sobre lo importante que es la ayuda psicológica pese que en su caso no la solicitó porque se vio «valiente para afrontar todo». «La salud mental es muy importante en el deporte y en la vida, y para mi es fundamental. No hay que tener vergüenza para demandar, incitaría a la gente que si necesita hablar que tenga en mente esa herramienta para poder mejorar a nivel personal», concluyó.

Fuente

Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy