Al menos 52 personas mueren en un accidente minero en Siberia





Una explosión por una fuga de gas en una mina de carbón siberiana en la región de Kémerovo ha dejado al menos 52 fallecidos este jueves, incluidos seis rescatistas que fueron enviados para salvar a decenas de mineros que aún se encontraban atrapados. El Comité de Investigación regional ha revelado que tres personas, incluyendo el director de la mina ‘Listvyazhnaya’ y su adjunto, han sido detenidas bajo la sospecha de violar las normas de seguridad industrial.

Antes de conocer estos últimos datos, el presidente ruso, Vladímir Putin, expresó su esperanza de que se pudiera salvar al máximo de personas atrapadas: «La situación, lamentablemente no se vuelve más fácil. Y hay peligro para las vidas de los socorristas. Se están tomando las decisiones necesarias sobre el terreno. Esperemos que podamos salvar el máximo de personas«, señaló Putin en una reunión con su homólogo serbio, Aleksandar Vucic.

Las tareas de búsqueda y rescate tuvieron que ser suspendidas por el peligro de una explosión en la mina debido a la concentración de metano y dióxido de carbono, según declaraciones del ministro ruso de Energía, Nikolái Shulginov, recogidas por la agencia Interfax. El gobernador de la región de Kémerovo, Serguéi Tsiviliov, ha decretado tres días de luto.

La tragedia ocurrió a las 08:51 hora local (01:51 GMT) en la mina de carbón cuando a 250 metros de profundidad se produjo una «humareda» provocada por una explosión en el sistema de ventilación, según fuentes de la administración de la mina citadas por Interfax.

«Las circunstancias del evento serán investigadas a fondo. Todos los afectados por esta tragedia recibirán la asistencia médica, psicológica y de otro tipo necesaria», dijo por su parte el primer ministro, Mijaíl Mishustin.

2 millones de rublos para las familias de las víctimas

La propietaria de la mina ha indicado a la agencia TASS que pagará a las familias de las víctimas 2 millones de rublos (27.000 dólares) en concepto de indemnización además de los pagos que correspondan por ley.

El Servicio Federal de Supervisión Medioambiental, Tecnológica y Nuclear (Rostekhnadzor), ha informado a Interfax que la mina se sometió el pasado día 19 a las últimas verificaciones de seguridad, pero no en el lugar donde ocurrió el accidente.

El último accidente grave en esta explotación, que comenzó a utilizarse en 1956 con el nombre de ‘Gramoteinskaya 1-2’ y que desde entonces ha sido reconstruida y modernizada, se produjo en 2004, cuando una explosión causó la muerte de trece trabajadores.

Ver noticia en: www.rtve.es

Deja una respuesta