Atacan con pintura negra la tumba de Fernando Buesa, asesinado por ETA

Atacan con pintura negra la tumba de Fernando Buesa, asesinado por ETA


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





El panteón en el que se encuentran las cenizas del socialista Fernando Buesa, asesinado por ETA el 22 de febrero de 2000 junto a su escolta Jorge Díez, ubicado en el cementerio de Santa Isabel de Vitoria, ha sido atacado con pintura negra, según ha denunciado en sus redes sociales la teniente de alcalde de Vitoria y la concejala de Espacio Público y Barrios, Beatriz Artolazabal.

Este nuevo ataque se produce horas después del sabotaje este jueves contra el monolito levantado en memoria tanto de Buesa y Díez en el lugar donde fueron asesinados, atentado ocurrido con la explosión de un coche bomba, Unos desconocidos rociaron también con aerosol de pintura negra la placa del monolito en la que se leen los nombres de Buesa y Díez y la fecha de su asesinato.






Un operario limpia la placa en recuerdo a Ferrnando Buesa y su escolta en el monolito levantado en el lugar donde fueron asesinados, en Vitoria. EFE / L. Rico

La Policía Local de Vitoria ha abierto un atestado por este último ataque por un presunto delito de odio. Además, según Efe, los agentes estarían también investigando la bolsa con heces que se encontraba en las inmediaciones del panteón familiar y con las que han manchado la tumba por si encontrara alguna huella del autor o autores del ataque.

No es la primera vez que se producen hechos como estos. Hace tres años, el 9 de julio de 2020, también sabotearon la lápida de la tumba del dirigente socialista asesinado por ETA, cuando la rociaron con pintura roja. La lápida, además del nombre del que fue vicelehendakari y portavoz socialista en el Parlamento Vasco, recoge la frase: «Fue un hombre de paz. Defendió la libertad de todos con la palabra».

Condena del ataque

Estos hechos han provocado la condena de partidos e instituciones, una condena de la que se ha desmarcado EH Bildu que, como en otras ocasiones, ha utilizado el término «rechazo».

La teniente de alcaldesa de Vitoria ha sido una de las primeras en expresar en las redes sociales su «más absoluta condena y solidaridad» con los familiares del dirigente socialista víctima del terrorismo. «Nuevo ataque a la memoria de Fernando Buesa. Y no es casualidad. Este no es el camino para la convivencia», ha señalado.

A la entrada del Parlamento Vasco, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha expresado su condena «radical» a unos ataques que ha considerado «absolutamente deplorables», y que son actos que  «nuevamente revictimizan a la persona fallecida y a sus familiares, y allegados, y a toda la sociedad vasca». Asimismo ha denunciado la actuación de «determinados movimientos de grupúsculos que están nuevamente en una dinámica de reivindicar la violencia política». 

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, ha afirmado que «hay que ser sobre todo muy ignorante para despreciar de esta manera el recuerdo a dos hombres a quienes les fue arrebatada la vida a manos del fanatismo violento».

El secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, ha pedido que «se esclarezca quién está detrás» del ataque «deleznable» a la tumba de Fernando Buesa y que caiga sobre ellos «todo el peso de la ley».

El Ararteko (Defensor del pueblo), Manuel Lezertua, también ha condenado las «graves muestras de intolerancia u de inhumanidad» que suponen estos hechos de «ataque ala convivencia democrática y, en especial, a todas las víctimas del terrorismo».

Los sindicatos de la Ertzaintza ErNE, ESAN y SIPE han expresado que ataques como el llevado a cabo contra el monolito en memoria del dirigente socialista y su escolta, el ertzaina Jorge Díaz, «son cobardes y de malnacidos».

EH Bildu no firma la declaración de condena

Además, los sabotajes de este jueves y este viernes han recibido la condena sin paliativos de todos los grupos del Ayuntamiento de Vitoria, excepto de EH Bildu que ha pedido cambiar esa palabra de «condena» por la de «rechazo» para firmar una declaración institucional, a lo que se han opuesto el resto.

En el texto, los otros cuatro grupos -PSE, PP, PNV y Elkarrekin Podemos- condenan «enérgicamente estos hechos inadmisibles que ponen de manifiesto la falta de sensibilidad con las víctimas y el desprecio a su memoria» y trasladan su «solidaridad y apoyo» a las familias de Buesa y su escolta por estos injustificables ataques cometidos por quienes siguen sin entender que la memoria es el instrumento clave para construir una sociedad justa, pacífica y libre».

Este mismo viernes el dirigente de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha expresado en las redes sociales su «más absoluto y rotundo rechazo» en su nombre y en el de EH Bildu a los «inadmisibles» ataques ocurridos en la tuma y monolito de recuerdo de Buesa y su escolta, cuya «naturaleza y origen» ha dicho desconocer.

Ha opinado que «son una auténtica provocación a la convivencia democrática en nuestro país» y se ha preguntado «qué persiguen con estos ataques quienes violentan así la convivencia».

Fuentes de la Fundación Fernando Buesa han criticado la utilización de la palabra «rechazo» y han dicho que «la condena es la condena, sin matices», de lo que ha ocurrido estos días «y de lo que ha supuesto ETA y el terrorismo».

Por su parte, Sara Buesa ha reconocido que este nuevo ataque contra la tumba de su padre le «ha goleado mu adentro» y que pese a ello se ha propuesto seguir «cultivando semillas de amor y compasión frente al odio y la barbarie».

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles