Azcón pide al vicepresidente de la Comisión europea acometer las conexiones transfronterizas que «Aragón necesita»

Azcón pide al vicepresidente de la Comisión europea acometer las conexiones transfronterizas que «Aragón necesita»


Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy


ZARAGOZA/BRUSELAS, 31 Ene. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, ha trasladado al vicepresidente de la Comisión europea, Margaritis Schinas, la importancia de acometer las conexiones transfronterizas que «Aragón necesita» para su desarrollo.

Se ha referido tanto a las conexiones transfronterizas, las comunicaciones ferroviarias que necesita la comunidad autónoma, desde la Travesía Central del Pirineo (TCP) «que hay que volver a poner en el mapa desde que la sacó el gobierno de Zapatero en el 2011», a la velocidad de ejecución del Corredor Cantábrico Mediterráneo, o que se pueda reabrir el túnel de Canfranc y que esa conexión ferroviaria entre Zaragoza, Huesca, Canfranc y Pau se convierta ya en una realidad porque «será importantísimo para seguir potenciando esa fortaleza logística que tenemos en nuestra comunidad autónoma».

Otros problemas de los que han hablado que afectan a Aragón también comprenden la sequía y la necesidad hidráulicas, a lo que se suma la necesidad de una política de inmigración que «sea ordenada, pero que ayude a los ciudadanos».

En el encuentro también se ha debatido de la producción de energía renovable, donde Aragón se está convirtiendo en una región en Europa que la hace «especialmente interesante» para todas aquellas empresas que sean intensivas en el consumo de energía eléctrica.

«DE JUSTICIA»

Azcón ha agradecido a Schinas que haya tenido la gentileza de escuchar a Aragón, de escuchar los problemas que la Comunidad Autónoma de Aragón tiene y que en los últimos años no se han escuchado con la fuerza necesaria en Europa.

Ha reconocido que en Bruselas hay decisiones que se toman que afectan también de una forma muy importante a los aragoneses y que en la Unión Europea «conozcan lo que pensamos en Aragón es un trabajo que el Gobierno de Aragón tiene que hacer con más fuerza, tiene que hacer con más eficacia de lo que lo ha hecho en los últimos años».

Por eso, ha considerado que no solamente es importante que los dirigentes autonómicos asistan al Comité Europeo de las Regiones, que es el órgano en el que tienen la representación las comunidades autónomas y algunas ciudades, sino que también mantenga reuniones bilaterales, con los comisarios a los que poder hacerles llegar los problemas que, en este caso, tienen los aragoneses.

El comisario Schinas le ha traslado a Azcón que va a expresar su opinión como vicepresidente a la comisaria que se encarga de transporte para hablarle que lo que defiende Aragón «es de justicia», que lo que se incluyó en la red prioritaria de transportes desde el 2004 hasta el 2011 y «hasta que el gobierno de Zapatero lo sacó es necesario que vuelva a ser una reivindicación fundamental».

Esa TCP, ha insistido Azcón, significa riqueza, significa puestos de trabajo, potenciar un sector tan importante como es el de la logística, que supone crecimientos importantísimos para Aragón, pero no es solamente un proyecto autonómico, sino de España, que además afectaría a Portugal a todo el continente africano, incluso a las conexiones con Iberoamérica y con todo el continente americano.

«Por lo tanto, no hay alternativa, hay que ponerlo en el medio del debate, hay que ponerlo en el foco y no hay que olvidarlo como por desgracia se hizo en el pasado por parte del gobierno de Aragón», ha apremiado.

AMNISTÍA

Asimismo, han hablado del Estado de derecho y de la amnistía porque en Europa «también preocupa mucho lo que está ocurriendo en España», ha resumido Azcón.

«En Europa también preocupa mucho que ahora los países en los que se duda de la calidad de la democracia sean Hungría y España. Ya no lo es Polonia y, por desgracia, es nuestro país quien ha entrado en el foco de la Unión Europea para hablar de la calidad del Estado de Derecho, para hablar de la calidad de nuestra democracia. Todo debido a la ley de amnistía».

En este contexto, se ha referido a lo acontecido este martes en el Congreso de los Diputados, que «todavía refuerza y hace mayor la preocupación que tenemos algunos presidentes de comunidad autónoma o que tienen en la Unión Europea, donde estas cuestiones se las toman realmente en serio».

«Lo que ocurrió ayer –ha considerado– fue una nueva humillación al Gobierno de Sánchez. Lo que ocurrió ayer fue un nuevo trágala. Otro paso más que tiene que dar el Gobierno de Sánchez para seguir ocupando la Moncloa. Los siete votos con los que cuenta Puigdemont son los siete votos que le permiten seguir aumentando el chantaje. Ya ha tenido que aceptar chantajes y un chantajista nunca se conforma con un primer pago».

En declaraciones a los medios de comunicación, ha añadido: «Todos sabemos que habrá siguientes pagos. Y que, por desgracia, el presidente del gobierno igual que mintió diciendo que habría líneas rojas, cruzaría y que finalmente todos hemos visto cómo las ha cruzado ahora ya no es que nos temamos es que damos por hecho que lo va a volver a hacer».

Su impresión es que el voto en contra de Junts ayer en el Congreso de los Diputados va a reforzar la idea de que hay «comunidades autónomas de primera y comunidades autónomas de segunda».

Por eso, ha trasladado la reflexión al PSOE de que «hasta dónde están dispuestos a llegar y si merece la pena seguir hipotecando la historia de un partido como es el socialista, que ha defendido en el pasado valores absolutamente distintos a los que defiende y relacionados con la Constitución, con la democracia, con la igualdad, con la libertad de todos los españoles y de todas las comunidades autónomas y que está destrozando».

«Me gustaría –ha abundado– que esa reflexión la hiciera el Partido Socialista, pero me gustaría que hubiera socialistas en Aragón que fueran sinceros y que hicieran esa reflexión no solamente seguir a Sánchez al precio que sea y aunque sea a costa de los intereses de los aragoneses», ha añadido.

LENGUAS

Sobre la posibilidad de retirar el estatus de lenguas propias de Aragón al aragonés y al catalán de Aragón ha contado que va a defender el patrimonio de Aragón apostillando que quien ha defendido el patrimonio lingüístico de Aragón «ha sido el PP».

Ha recordado que la Ley de Lenguas se aprueba bajo el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi en la que se recoge la riqueza lingüística de la comunidad autónoma para dejar claro que «en Aragón no se habla catalán».

A colación, ha avanzado que el Gobierno de Aragón «no va a normalizar lo que quieren algunos respecto de las modalidades lingüísticas que tiene la comunidad autónoma, ni en aragonés ni por supuesto en el catalán», ha zanjado.

«Lo que está ocurriendo en España –ha descrito– es que hay «bastantes cesiones ya para que los aragoneses tengamos encima que ceder de lo que es nuestro, haciendo que el catalán, que es una lengua que hablan en una comunidad autónoma vecina, nos la quieran imponer en Aragón. En Aragón no se habla catalán. En Aragón tenemos modalidades lingüísticas propias recogidas en la ley que forman parte de nuestra cultura lingüística y que desde el Gobierno de Aragón la vamos a defender. Pero si lo que alguien me pide a mí es que trague con lo que quieren los independentistas, no lo va a conseguir».

Ha aclarado que en Aragón se hablan modalidades lingüísticas desde el «cheso» hasta el «fragatí». «Hay gente a la que les gustaría que se hablara catalán, pero la gente que vive en Fraga habla ‘fragatí’, no catalán», ha diferenciado.

Fuente

Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy