Belleza de Anand en catarata | El rincón de los inmortales


Los ataques simultáneos contra enroques en flancos opuestos están entre los tipos de partida más apasionantes para la mayoría de los aficionados. Suelen ser carreras electrizantes, pero con frecuencia también obligan a combinar la ofensiva con la defensa, a parar un momento el ímpetu, intercalar un lance preventivo y seguir a la bayoneta.

A veces, pocas, no hay pausa: la embestida del ganador es tan violenta que no ha lugar para precauciones. Así ocurre en esta excepcional lucha que el pentacampeón del mundo Viswanathan Anand gana, tras bellos y generosos sacrificios de material, a Serguéi Kariakin, subcampeón en 2016. Dos titanes que se enfrentan sin escudos.

Suscríbete al boletín semanal ‘Maravillosa jugada’, de Leontxo García



Ver noticia en: elpais.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *