Casado acusa al Gobierno de estar «cruzado de brazos» con Puigdemont y achaca a eso la decisión de la Justicia italiana



MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este lunes al Gobierno de Pedro Sánchez de estar «cruzado de brazos» en relación con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y ha achacado a esa actitud el hecho de que la Justicia italiana haya suspendido la extradición de Puigdemont a la espera de que resuelva el Tribunal de la Unión Europea.

En una entrevista concedida a TVE, que ha recogido Europa Press, Casado ha señalado que el Gobierno «no solo está cruzado de brazos», sino que está «deseando» que no se entregue a Puigdemont a España porque supondría «reventar» la llamada ‘operación diálogo’ y la legislatura.

A renglón seguido, ha explicado que durante muchos años Batasuna no fue considerada una organización terrorista, pero cuando hubo un «impulso político», entonces se «movió la Justicia europea». «En este caso, la Justicia italiana está viendo que en España se indulta», ha manifestado, para añadir que si él gobierna hará una «campaña diplomática internacional» para explicar lo que ha ocurrido en Cataluña.

«Si los países de nuestro entorno ven que Pedro Sánchez está gobernando gracias a Puigdemont y que indulta a sus socios. ¿Qué van hacer? Pues no meterse en líos», ha apuntado Casado, que ha insistido en el «impulso político» en las «decisiones de la justicia de cada país» porque también «lee la prensa y ve lo que está pasando» en España.

Al hilo, el líder de los ‘populares’ ha recordado que, durante «muchos años», Batasuna «no era considerado en Europa como una organización terrorista» pero que, gracias al «impulso político», las «instituciones europeas» vieron que era «un brazo político» de los «que matan a los políticos, empresarios y a la sociedad civil».

«La justicia italiana está viendo que en España se indulta y son sus socios (de Pedro Sánchez)», ha recalcado Casado, al tiempo que también ha propuesto «reformas legales» para el delito de convocatoria de referéndum ilegal, tipificar la rebelión impropia y «cerrar el Diplocat y la propaganda en los medios de comunicación públicos».

En este contexto, ha dicho que pondrá en marcha «una gran campaña diplomática internacional para explicar que lo que está pasando no lo admitiría ningún país». «Si una región italiana, como por ejemplo Lombardía, declara la independencia. ¿Alguien cree que si se pilla al que la ha declarado en Marbella y Mario Draghi no va a pedir la entrega inmediata? ¿Entonces para qué está la euroorden», ha planteado.

Así, ha subrayado que Puigdemont «no está perseguido por sus ideas políticas», sino porque el «código penal dice que lo que ha hecho es ilegal». «No puede ser esa impunidad», ha indicado Casado, quien también ha acusado que el Gobierno «no solo está cruzado de brazos», sino que «está deseando que no entreguen» al expresidente catalán «porque revienta la operación diálogo, la mesa de negociación y la legislatura».

«Es increíble que un Gobierno de España, en lugar de estar con su Tribunal Supremo y ayudar diplomáticamente para que sea entregado, está poniendo palos en la ruedas, por ejemplo, mandando a la Abogacía del Estado a contradecir al Supremo. Es insólito», ha afeado.

CATALUÑA Y EL 1 DE OCTUBRE

Sobre sus declaraciones en una radio catalana en campaña electoral y sus palabras de Cataluña en la Convención Nacional del PP, Casado ha defendido «las dos visiones» porque, en su opinión, «a nadie le gustó ver lo que pasó el 1 de octubre», con «la gente que votaba ilegalmente» y con «la fuerza pública» que «tuvo que actuar».

«A nadie le gusta ver eso. Lo hicimos porque hay quien incumplió la ley. Es compatible decir que fue un escenario que a todos los españoles les llenó de dolor y al mismo tiempo que el Estado volverá a responder si hay otra declaración de independencia y otra votación ilegal», ha zanjado el líder de los ‘populares’, que ha dicho que si tuviera que «aplicar la Constitución y el 155» no aceptaría «las cortapisas de Ciudadanos y PSOE» de 2017, con un artículo aplicado «de forma temporal» que no afectaba a la «educación» ni a medios públicos, «solo para elecciones».

RENOVACIÓN CGPJ CON EL MÉTODO ACTUAL

Cuestionado por la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el líder del PP ha señalado que están obligados a hacerla con «el método actual» y ha insistido en que la «única condición» que reclaman al Ejecutivo es que «se cambie la ley» para que no «nunca más haya sensación de politización». «Nuestra posición no puede ser más generosa y responsable», ha defendido.

Casado ha explicado que la renovación era «hasta ahora» una «cuestión política» y ha asegurado que «desde junio» en Europa y el GRECO también «lo exigen». «Ahora Sánchez no tiene escapatoria. La UE lo pide y avisa de que el cumplimiento del estado de derecho puede vincular la recepción de fondos europeos. ¿Por qué no lo modifican? Porque quieren seguir ocupando el poder de la justicia, criticando al TC y al Supremo», ha afirmado.

En este punto, ha recordado que desde Unidas Podemos se aseguró que «la justicia era franquista y había que ponerla al servicio del gobierno del cambio». «Eso fue lo que hizo que Podemos no pudiera estar (en renovación CGPJ)», ha apuntado Casado, que ha insistido en que la formación morada «incumplía la objetividad de la despolitización» con las propuestas de los jueces De Prada y Victoria Rosell.



Ver noticia en: www.europapress.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *