‘Chuminadas animadas’, un homenaje a los grandes clásicos de la animación

‘Chuminadas animadas’, un homenaje a los grandes clásicos de la animación


Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy





Chuminadas animadas: La gran cita de Conej, es un sorprendente cortometraje de animación de escuela que rinde homenaje a los pioneros de la animación norteamericana de los años 20, 30 y 40 y que fue seleccionado en el prestigioso Festival de Annecy 2023. Su responsable es el joven director Pablo Río Gómez junto a tres compañeros de estudios: Leyre Zapata, Aitor Olano y Bruno Santoro. Hemos hablado con Pablo en el Weird Market, en Valencia, donde ha conseguido el premio del público.

«Es un proyecto que hemos hecho entre cuatro artistas, dos animadores y dos fondistas -asegura Pablo-. Pensamos que la animación ha tomado un rumbo muy diferente a lo que podría haber sido en una realidad alternativa. Los pioneros de la animación, Winsor McCay, Walt Disney… tenían clarísimo que la animación debía ser surrealismo. Pero eso se desvirtuó enseguida para centrarse en historias realistas.  Este corto, Chuminadas animadas: La gran cita de Conej, es una vuelta a los orígenes, a ese surrealismo como base para la animación. Y, sobre todo, queremos mostrar que la animación es mucho más que un medio narrativo, es un arte en sí mismo. No necesitamos poner algo por encima de la animación para hacerla artística, porque ya de por sí es algo artístico».

Pablo asegura que para reconocer ese tipo de cortos que reivindican, hay una prueba muy sencilla: «Si quitas el sonido a esos cortos clásicos seguirás entendiendo perfectamente lo que pasa en cada momento, Sabes lo que siente el personaje, sigues perfectamente la historia, porque tenían mucho de pantomima, de cine mudo… había una tradición más teatral y eso es algo que nos gusta mucho. Los Simpson nos encantan pero si quitas el sonido a un capítulo no te enterarás de nada».

Conej Steps Out, English Trailer from DigiPen Europe Bilbao on Vimeo.

Se inspiran en los maestros clásicos

En este primer corto, La gran cita de Conej, de lo que quieren que sea una serie (han presentado el segundo en el Weird Market), nos cuentan como: «El conejo protagonista construye un cohete espacial para impresionar a su novia -asegura el director-. No lo tendrá fácil porque ella no se convence con cualquier cosa. Y montará la de dios para poder convencerla, con música, baile, muchos amigos….»

Pero, aunque sea un conejo y se inspire en esos clásicos, el protagonista no tienen nada que ver con Bugs Bunny, según Pablo: «Bugs es mucho más inteligente. Conej es más inocentón. No sabe muy bien lo que hace. Se piensa que puede hacer cualquier cosa y no es así. Pero visualmente si puede hacer cualquier cosa, como los dibujos animados clásicos que podían saltar, bailar, cantar, estirar y deformar su cuerpo. Puede hacer cualquier cosa si a él le da la gana. Es muy entusiasta y cree que cualquier cosa es posible«.

«Es un corto -continúa-, con una narrativa muy clásica, como los de El gordo y el flaco o Charlie Chaplin. La narrativa es muy fina, porque lo más importante  de esos cortos era la actuación, los gestos… y aquí el punto es la animación. Hemos creado una historia muy sencilla que nos daba muchísima libertad a la hora de hacer cosas muy locas y muy experimentales«.

Este corto también es un homenaje a esos pioneros de la animación: «Yo destacaría a Walt Disney y, por supuesto, a Chuck Jones, Frank Tashlin, Bob Clampett, Dave Fleischer, Friz Freleng...» -concluye Pablo-.





Fotograma de ‘Chuminadas animadas: La gran cita de Conej’

«La animación es un arte en sí mismo»

Pero… ¿Qué es para ellos lo más importante de un corto de animación? «Lo más importante es la animación -contesta Pablo sin dudarlo-. Puede sonar muy trivial, pero hoy en día no lo es. En las producciones actuales la gente tiene la animación como algo secundario, como un medio narrativo para contar una historia Pero no estamos de acuerdo. La animación es un arte en sí mismo. Por ejemplo, nadie se cuestiona, cuando escucha una melodía, que sea una buena melodía. Aunque no tenga ninguna historia.  Porque la melodía es una melodía, es un arte en sí mismo. La animación es igual. Podemos agregar una historia, pero la animación puede aguantarse por sí sola. Eso es lo que estaban haciendo a principios del siglo XX. Y por eso creo que lo que debe tener una animación es animación«.

«Lo malo -continúa-, es que en los años 40 se dejó de experimentar para centrarse en las historias. Y a partir de ahí creo que  los avances han sido puramente estéticos y tecnológicos. Pero en animación casi no ha habido nuevos avances porque casi todo lo inventaron esos pioneros que he mencioando. Ellos fueron los verdaderos genios y, a partir de ahí, las innovaciones han sido fundamentalmente estéticas».

Otra de las influencias confesadas del corto son las Merry Melodies (Fantasías animadas de ayer y de hoy) en las que abundaban los números musicales, que tampoco faltan en La gran cita de Conej.»Todo está coordinado con la música, cada segundo, cada fotograma, como debe ser -afirma Pablo-. El argumento es solo una pequeña excusa para lograr esa magia animadacon imágenes, sonidos y música».





Fotograma de ‘Chuminadas animadas: La gran cita de Conej’

El ser seleccionados en Annecy fue todo un logro para un corto de una escuela de animación, como este: «Fue algo increíble -confiesa Pablo-, porque actualmente se valora mucho la animación más real, que se parezca a la realidad. Y me pareció súper refrescante nos seleccionaran a pesar de que estábamos yendo por el sentido contrario. Aún hay gente que aprecia este tipo de cosas. Por eso ya estamos preparando nuestra segunda Chuminada animada. Queremos hacer más cortos de este estilo, más arriesgados, más complicados, más surrealistas…  ¡mucho más locos!«. 

«Además -concluye Pablo-, nos interesan los cortometrajes, no las películas. Yo considero que la mejor animación que jamás ha existido está en esos primeros cortometrajes. Me encantan las primeras películas de Walt Disney, como Blancanieves, pero la mejor animación está en esos inolvidables cortometrajes«.





Fotograma de ‘Chuminadas animadas: La gran cita de Conej’

Fuente

Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy