Cien vecinos y ecologistas rechazan en el Monte Blanco de La Manga el plan para urbanizarlo


Recorrido de varios de los ciudadanos concentrados con una pancarta, ayer, por el terreno en el que está previsto el edificio. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Recorrido de varios de los ciudadanos concentrados con una pancarta, ayer, por el terreno en el que está previsto el edificio. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Una marcha ecociclista por el Mar Menor se suma a los colectivos que ayer protestaron contra el proyecto para edificar en ese paraje dunar

Eduardo Ribelles

Medio centenar de personas participaron ayer en una marcha ecoclicista por el Mar Menor. Y unieron sus fuerzas a un número similar de personas que se concentraron en el Monte Blanco, para reivindicar allí, al mediodía de ayer, el mantenimiento de este paraje dunar, que fue restaurado ambientalmente hace algunos años por la Asociación de Naturalistas del Sureste. Una veintena de colectivos, entre ellos la propia ANSE, respaldaron la concentración, cuyo objetivo era denunciar que es «incompatible» el mantenimiento de los valores naturales de la flora y la fauna que hay allí con el proyecto promovido por la Comunidad Autónoma y respaldado por el Ayuntamiento, para construir un complejo social y de ocio que dinamice esa parte de La Manga.

«Tenemos documentada la existencia de más de 200 solares en toda la zona que podrían albergar esas instalaciones. Y solo se les ocurre proponerlo en uno de los pocos lugares que quedan en los que se puede apreciar cómo era el hábitat de La Manga antes de que fuera casi completamente urbanizada», explicó Francisco Ruiz Salmerón, impulsor de la iniciativa. «Hay instalaciones deportivas depauperadas. Está el antiguo cine de verano e incluso las dependencias de lo que fue el Instituto Municipal de Servicios del Litoral (Imsel). Dicen que casi todos son solares privados, pero seguro que pueden convencer a los propietarios», añadió.

«Tenemos ya muy pocas zonas que permitan salvar el ecosistema de La Manga y esta es una de ellas. Así que no vamos a dejar que la urbanicen sin mostrar nuestro descontento», indicó Rocío García, que se encargó de recoger firmas para la Iniciativa Legislativa Popular en favor del aprobar en el Congreso una figura específica de protección para la laguna salada. «Son temas relacionados por el bien del Mar Menor», añadió.

Entre las 26 asociaciones que apoyaron la iniciativa hay desde movimientos ecologistas a agrupaciones vecinales y de distintos ámbitos sociales y culturales. «No estamos en contra de un desarrollo que mejore la calidad de vida de los ciudadanos, pero creemos que, tal y como está planteado, este proyecto conducía a lo contrario», añadió Ruiz Salmerón.

«El proyecto ni es sostenible ni integrador»

El complejo propuesto para el solar municipal de Monte Blanco revegetado por AE será financiado con fondos europeos. Los colectivos que lo rechazan resaltaron la «contradicción» de llevarlo a cabo, «al smo tiempo que se acometen propuestas de recuperación urbana dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi). Lo importante son las dos últimas palabras y este edificio que proponen hacer no es algo que favorezca la sostenibilidad en La Manga y no supone nada integrador para el urbanismo en la zona», apuntó Francisco Ruiz Salmerón. La alcaldesa, Noelia Arroyo, tiene previsto reunirse el jueves con representantes vecinales para convencerles de las bondades del proyecto. Por su parte, la diputada del PSOE Carmina Fernández ha presentado una moción en contra en la Asamblea Regional.



Fuente de la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *