Científicos advierten de que el estado del Mar Menor es «inestable», aunque por ahora el nivel de oxígeno «no preocupa»

Científicos advierten de que el estado del Mar Menor es «inestable», aunque por ahora el nivel de oxígeno «no preocupa»


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles


CARTAGENA (MURCIA), 11 Jul. (EUROPA PRESS) –

Científicos del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor han advertido este jueves ante la Comisión de Asuntos Generales de la Asamblea Regional que trabaja en la modificación de la ley, que la situación de la laguna salada sigue siendo «inestable», aunque ha mostrado su capacidad de autorregulación. De hecho, sobre la preocupación por que se repita la situación de falta de oxígeno en el mar con la consiguiente muerte de las especies marinas, los expertos han aportado datos que reflejan que actualmente el nivel de oxígeno es «óptimo».

El primer experto en comparecer ante la comisión ha sido el portavoz del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor, Emilio María Dolores. Él ha descartado problemas de hipoxia (falta de oxígeno) en el Mar Menor, pese al aumento de temperaturas. El experto, que considera que lo peor podría llegar tras el verano, ha señalado que actualmente los niveles de oxígeno en la laguna salada se sitúan de 6,13 kilogramos el litro.

«Es un valor óptimo. Ahora mismo, el nivel de oxígeno en el Mar Menor no nos preocupa», ha asegurado durante su intervención. El experto ha explicado que los valores cuando se sitúan por encima de 5 indican una «normalidad absoluta de oxígeno. Cuando bajamos de 4, entre 4 y 1,5 o 2 estaríamos en valores hipóxicos, dependiendo de la especie», ha dicho.

Durante su intervención ante la Comisión de Asuntos Generales, el experto ha hecho también referencia a actuaciones que se han llevado a cabo en la laguna salada como la retirada de algas, algo que considera que es una medida «paliativa». Según ha comentado, esto «evita de forma importantísima la generación de fangos y lodos porque si no esos sedimentos se reincorporan parcialmente a la columna de agua, lo que facilita los episodios de eutrofización», ha señalado insistiendo en que se trata de una medida «paliativa que permite mejorar el estado ecológico del Mar Menor».

El científico también ha informado de que se han realizado análisis de las temperaturas derivadas del cambio climático y han descubierto que el Mar Menor en invierno «se enfría cada vez menos». En este sentido, ha informado de que este año la temperatura más baja que han detectado fue en enero, cuando la laguna salada alcanzó los 11,4ºC, «muy lejos de los 9ºC que hubo en 2021», ha dicho señalando que el estado de la temperatura influye en los distintos tipos de medusas que hay en la zona.

En cuanto a la entrada de agua en el Mar Menor por la rambla de El Albujón, el científico ha comentado que se han evaluado los distintos volúmenes de agua y que, pese a que este año «ha sido un año seco, hemos superado los 2 hm3 de agua solo con la rambla de El Albujón». Además, ha advertido en relación a las concentraciones de nutrientes que «muchos incumplen la normativa del agua» y que aunque las medidas de restauración del Mar Menor «son importantes, eso no implica que se deban rechazar o no aplicar medidas de ingeniería como el tema del colector Norte, esencial para que no llegue agua al Mar Menor de forma superficial y subsuperficial».

Ante la Comisión también ha comparecido el científico también del Comité de Asesoramiento del Mar Menor Ángel Pérez Ruzafa, que indica que la situación de la laguna salada «ha cambiado muy poco, lo único que se ha hecho ha sido avanzar y ahondar en las causas que rodean su estado, pero el Mar Menor sigue en un estado muy inestable forzado por la entrada de nutrientes y se ha visto agravado por algunas decisiones que condicionaron la extracción de agua del freático».

A pesar de dicha situación, Ruzafa asegura que el Mar Menor ha seguido «dando muestras de su capacidad de autorregulación y todo está en nuestra capacidad de gestionarlo antes de que pueda romperse de forma definitiva». Para él, esa capacidad de gestión tiene que ver con «tener capacidad de sentarnos a la mesa para ver las soluciones adecuadas».

El científico ha añadido que «la mayoría» de las enmiendas que se presentaron a la ley «son muy buenas. Cuando se entra al detalle hay algunas que no quedan tan bien especificadas y hay que tenerlo en cuenta para elaborar la ley», ha dicho recordando que son los parlamentarios los que deben hacer las leyes para que sean compatibles con las regulaciones con las restricciones con las prohibiciones «para que todo sea posible en un contexto de cambio climático».

Ruzafa considera que lo importante es hacer que las leyes se cumplan y que exista coordinación entre administraciones. «Es muy importante que no se transmitan informaciones que lleven a la confusión», ha dicho.

Por último, ante la comisión también ha comparecido otro de los científicos del Comité, Javier Gilabert, quien ha informado de que en el Mar Menor existen «muchos» mecanismos de retroalimentación «que si no se van cortando van creando las condiciones favorables para que luego los más mínimos problemas que hayan acaben en situaciones críticas».

Durante su intervención, Gilabert ha analizado y comparado los dos episodios de anoxia de 2019 y 2021. Y también ha realizado una aproximación al balance hídrico del Mar Menor, indicando algunos resultados preliminares de resuspensión de sedimentos y efectos en el oxígeno y nitratos en el agua.Tal y como ha explicado, «los procesos hidrodinámicos distribuyen los nutrientes procedentes de la descarga de aguas subterráneas y de escorrentías superficiales movilizando, a su vez, las bolsas de agua sin oxígeno que se forman en el fondo, tanto por descomposición de materia orgánica como de episodios de resuspensión de sedimentos».

Para él, hasta que no se disponga de «un sistema de gestión eficiente de los aportes del acuífero al Mar Menor, particularmente la desacarga de aguas subterráneas y la desembocadura de la rambla de El Albujón, seguirán retroalimentándose los mecanismos que favorecen los episodios de anoxia haciendo depender excesivamente el estado crítico del Mar Menor de las condiciones meteorológicas».

Por parte de los grupos parlamentarios, el diputado del PSOE, Manuel Sevilla ha recordado que la ley del Mar Menor «no se ha desplegado, no se ha desarrollado y no se ha cumplido en gran parte y no podemos hacer un análisis de ella».

Desde VOX, Pascual Salvador ha recordado que la ley del Mar Menor «no está sirviendo para lo que debería servir, que es mejorar el estado del Mar Menor y sí para criminalizar a determinados sectores». El parlamentario ha dicho que los científicos «tienen claro qué le pasa al Mar Menor y las soluciones, si se dejara hablar a los científicos y a los ingenieros iríamos encaminados a solucionar el problema».

Por parte del Grupo Mixto, el diputado de Podemos Víctor Egío ha destacado de las comparecencias de los científicos que se han basado en datos «y no en pseudociencia, como hemos escuchado a hablar a opinadores pagados por el lobby agrícola».

Desde el PP María Casajús considera «fundamental» la aportación de la comunidad científica para adecuar la ley a la situación actual. «Han pasado cuatro años desde la aprobación de la ley y ha sido suficiente para saber cómo mejorarla y reforzarla», ha explicado señalando que uno de los problemas de la ley tiene que ver con la coordinación de las administraciones, algo que considera «fundamental».

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles