El Congreso estrena el uso de las lenguas cooficiales

El Congreso estrena el uso de las lenguas cooficiales


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





El Congreso de los Diputados ha estrenado este martes el uso de las lenguas cooficiales durante los plenos y por primera vez se ha podido escuchar con traducción simultánea las intervenciones de los diputados en catalán, vasco y gallego. La Cámara Baja ha aprobado así, con 179 votos a favor, 171 en contra, la tramitación de la proposición de ley de reforma del Reglamento del Congreso de los Diputados para permitir el uso de las «lenguas que tengan carácter de oficial en alguna comunidad autónoma». Los diputados han dado así el primer paso para validar esta reforma que se tramitará de forma directa y en lectura única. 

PSOE, Sumar, ERC, Junts, EH Bildu, PNV, BNG y CC han votado a favor de que se reforme el reglamento de la Cámara Baja para que se pueda implantar el uso de estas lenguas en los plenos, las comisiones, y en todas las iniciativas, que deberán requerir de traducciones. Pese a la oposición del PP, Vox y UPN, que han lamentado que se haya tomado en consideración esta iniciativa y han criticado su trámite por la vía de urgencia, la reforma ha sido aprobada. 

Precisamente el gallego ha sido la primera lengua cooficial en la que se ha hablado ya que la presidenta del Congreso, Francina Armengol, ha dado la primera palabra al diputado socialista José Ramón Besteiro que, siendo natural de Lugo, ha comenzado con su lengua materna el debate de reforma del Reglamento del Congreso. «Es una honra que me permite estrenar la traducción de mi lengua, que es símbolo de la riqueza cultural del país», ha dicho Besteiro, mientras la mayoría de los diputados se colocaban sus auriculares.

En ese momento, la portavoz de Vox, Pepa Millán, ha interrumpido el discurso para protestar por el uso de las lenguas y los diputados de Santiago Abascal, con él a la cabeza, han abandonado el hemiciclo y han dejado los auriculares en el escaño del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ausente en el pleno. 

Los diputados del Partido Popular, por su parte, han decidido no usar pinganillos en este pleno en lo que definen como «acción coordinada».

Las lenguas cooficiales han protagonizado así el primer pleno de la XV Legislatura en el que ha salido adelante la toma de consideración de la reforma del Reglamento de la Cámara para permitir su uso en toda la actividad parlamentaria y que ha coincidido con otro pleno en Bruselas sobre la propuesta española para hacer del catalán, el vasco y el gallego lenguas oficiales de la UE. Precisamente, los países de la Unión Europea han aplazado su decisión sobre esta oficialidad.

De esta forma, Francina Armengol cumple con el compromiso que adquirió el pasado mes de agosto, nada más tomar posesión de su cargo, cuando aseguró que las lenguas cooficiales podrían escucharse desde ese mismo día en el hemiciclo.

Los nacionalistas ven así satisfecha una de sus principales reivindicaciones y uno de los compromisos exigidos por ERC y Junts per Catalunya para apoyar precisamente la Presidencia de la Mesa del Congreso para el PSOE. Es un primer paso de los socialistas para atraer el apoyo de los nacionalistas para una posible investidura de Pedro Sánchez.

Por primera vez en el Congreso se han distribuido auriculares a los 350 diputados que quieran escuchar las intervenciones que, a partir de ahora, harán en sus lenguas maternas portavoces y diputados. La Cámara ha tenido que adquirir unos 450 pinganillos y alquilar transmisores de radiofrecuencia y la señal del pleno llega en directo y traducida a las cabinas de prensa.

PSOE y Sumar defienden el uso de las lenguas y el PP habla de «pago político»

El diputado socialista José Ramón Gómez Besteiro ha dicho que el uso de lenguas cooficiales en esta Cámara «no solo es posible desde el punto de vista técnico», sino que supone también la «superación de una cierta anomalía histórica«. «¿No merece la pena el esfuerzo de adaptarnos en el Congreso al plurilingüismo que el mismo Tribunal Constitucional defiende que es una riqueza cultural que debemos preservar solo por evitarnos un pinganillo? Mi grupo piensa que merece la pena, que tenemos que avanzar», ha declarado.

La portavoz parlamentaria de Sumar, Marta Lois, por su parte, ha defendido, usando el gallego, la reforma del Reglamento y ha asegurado que «las lenguas, como los derechos, no compiten entre sí» y que la posibilidad de hablar una lengua «no niega la otra».

Por el PP, ha intervenido el portavoz, Borja Sémper, que ha reivindicado el castellano como «lengua común» y ha dicho que su partido «defiende e impulsa» las lenguas cooficiales, pero no las «manosea y las usa». «Es absurdo despreciar una lengua común«, ha dicho, en una intervención en la que ha hablado en vasco y en la que ha abogado por «una convivencia de las lenguas con respeto y sin enfrentamiento». Ha lamentado que se «use el patrimonio lingüístico del país como moneda de cambio para una investidura» y como «pago político».

«Hoy estamos aquí porque Sánchez necesita los votos de los independentistas rápido y se salta los procedimientos utilizando el rodillo», ha criticado. Los diputados de Vox, que habían regresado al pleno, han vuelto a abandondarlo tras el breve uso de Sémper del vasco.

Vox ha anunciado que presentará enmienda a la totalidad porque la reforma supone «un ataque al principio de la indisoluble unidad de España que establece la Constitución» y «ataca directamente la importancia de la lengua española como elemento de cohesión política y territorial».

ERC y Junts hablan de «día histórico» en el Congreso

El catalán será la lengua vehicular de los parlamentarios de ERC y su líder, Oriol Junqueras, ha acudido a la entrada del Congreso de los Diputados ante el hito que para los republicanos supone que el Congreso dé un paso en la normalización del uso de las lenguas cooficiales. 

Junqueras ha calificado este día como «histórico» porque «millones de ciudadanos se sentirán representados en su propio lengua» y se ha preguntado «por qué no ha sido posible hasta hoy», para celebrar el haber superado «una anormalidad democrática». 

Ya en el pleno, el portavoz Gabriel Rufián ha calificado esta jornada parlamentaria como «éxito para ERC, para su historia y para su lucha».

También se expresarán en catalán los diputados de Junts, con su portavoz, Miriam Nogueras, a la cabeza, que también ha definido este día como «histórico» en la Cámara Baja. «Por fin se respetarán los derechos de los diputados«, ha aseverado. 

Tanto los diputados del PNV como los de EH Bildu usarán el euskera cuando intervengan en el Congreso, pero en su caso ambos partidos lo compaginarán con el castellano, como ya hacen en el Parlamento vasco.

La diputada Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, ha hablado de «paso simbólico» y ha criticado que la «identidad» se les haya «negado» durante décadas y que el euskadi ha sido «perseguido y atacado».

El diputado del PNV Joseba Andoni Agirretxea Urresti también ha celebrado la novedad de las lenguas y se ha preguntado, ante la actitud crítica de PP y Vox a quién puede perjudicar su uso: «¿A la vida parlamentaria? ¿A la democracia? ¿Al español? ¿A la Constitución?». Y ha añadido: «Los que se han marchado (en referencia a Vox) son los mismos que nos echaban en clase, nos multaban o nos metían en la cárcel por hablar euskera».

Dentro del Grupo Mixto, el diputado del BNG, Néstor Rego, ha hecho su intervención íntegramente en gallego y ha coincidido en que «hoy es un buen día para la democracia».

Desde primera hora de la mañana, los trabajadores del Congreso se han empleado a fondo para que todo funcionara correctamente, haciendo pruebas técnicas por los canales de televisión interno y colocando dos grandes plasmas a los lados de las dos tribunas de prensa del hemiciclo para reproducir las traducciones.

En total, son seis los traductores que trabajan en este pleno, aunque lo harán de forma remota. Unos profesionales homologados, en su mayoría autónomos, que facturarán por servicio (entre 80 y 100 euros por hora, según algunas fuentes a Efe).

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles