El cordero segureño vuelve con fuerza a la feria de Archivel


Algunos de los mejores ejemplares de corderos expuestos en la feria ganadera de Archivel. / J. F. R.

Los ganaderos recuperan la muestra para exponer sus mejores ejemplares, y ponen en valor la importancia de la ganadería tradicional

Juan F. Robles

La ganadería tradicional sigue siendo muy importante para mantener la población en las zonas rurales. Durante la V Feria del Cordero Segureño, celebrada este fin de semana en la pedanía caravaqueña de Archivel, se ha destacado la importancia de este sector para la economía de las comarcas en la que se cría esta raza autóctona, que tiene reconocida su IGP (Indicación Geográfica Protegida), tanto por su valor culinario como por su contribución a la sostenibilidad.

Ocho ganaderos han expuesto sus mejores ejemplares, tanto de raza segureña como de montesina y cabra blanca celtibérica. José Antonio García, concejal de Agricultura, Ganadería y Pedanías, se mostraba muy satisfecho del resultado de esta edición, que se recupera tras el parón por la pandemia; «teníamos muchas expectativas y hemos cubierto los objetivos que nos habíamos planteado; se han cuidado todos los detalles y se han mantenido todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias». «Los ganaderos –añadió – están muy contentos por el desarrollo de la feria, que vuelve a subrayar la calidad de esta raza y la importancia del sector para el municipio».

El sábado se contó con la presencia de la vicepresidenta de la Comunidad, Isabel Franco; del alcalde de Caravaca, José Francisco García; y del director general de Ganadería, Pesca y Acuicultura, Francisco José Espejo, que realizaron un recorrido por el paraje de La Muralla.

En la mañana de ayer, el programa se inició con la música de los Animeros de Caravaca, momento en el que también se entregaron los premios de los concursos de dibujo y fotografía y se dieron los reconocimientos a Miguel Sánchez López y Puri Rodríguez García, como ‘Pastor del Año’ y ‘Pastora del Año’, respectivamente. El programa se completó con una muestra de esquileo y un taller de cencerros. En una de las carpa se pudo contemplar una parte de las imágenes del proyecto ‘Caminos del Historia’, de Juan Manuel Navarro, pastor y aficionado a la fotografía.



Fuente de la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *