El fiscal retira la acusación contra el ex director de seguridad de Adif

El fiscal retira la acusación contra el ex director de seguridad de Adif


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





El fiscal del juicio por el accidente del Alvia que dejó 80 muertos y 145 heridos ha retirado la imputación al ex director de seguridad del administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif) Andrés Cortabitarte en sus conclusiones provisionales en relación con el descarrilamiento que se produjo el 24 de julio de 2013. La Fiscalía pedía cuatro años de cárcel tanto para él como para el maquinista, Francisco Garzón, para el que mantiene la acusación.

Al inicio de la fase final del juicio, poco antes de que se cumplan diez años de la tragedia, el fiscal ha planteado una modificación en sus conclusiones a la jueza, que lleva el proceso desde el pasado mes de octubre.

El cambio en la acusación del fiscal, clave en el rumbo que toma la causa, ha llegado justo después de la fase reservada para la documental, en la que las numerosas partes representadas en la causa han dado por reproducidos gran cantidad de documentos y han incorporado alguno nuevo.

En concreto, ha sido incorporado, y leído parcialmente, un informe relativo a la participación de Cortabitarte como perito en el juicio por el siniestro del metro de Valencia y también se ha sumado, y reproducido en su totalidad, el video sobre el descarrilamiento que incorporó Abogacía del Estado en representación de Adif al inicio del juicio.

Completa modificación de las conclusiones del fiscal

Fiscalía ha modificado por completo las conclusiones acerca de las eventuales responsabilidades del ex alto cargo de Adif, Andrés Cortabitarte, ya que en su informe provisional advertía que «el trágico accidente no habría sucedido» si como máximo responsable de la Dirección de Seguridad en la Circulación de Adif «hubiese evaluado y gestionado el riesgo de exceso de velocidad» que existía en ese punto de la línea.

Ahora, según ha informado ante la presencia tanto de Cortabitarte como de Garzón, obligados a asistir al juicio en esta jornada, eso «se sustituye por lo siguiente»: «En su condición de director de seguridad no infringió el deber que ostentaba» y actuó «de acuerdo con los procedimientos incluidos en el sistema de gestión» de Adif, aprobado por la autoridad nacional y con una metodología «basada en normativa europea».

De este modo, según el nuevo relato de Fiscalía, la línea Ourense-Santiago de alta velocidad, en la que un tren Alvia descarriló en un tramo sin el sistema de seguridad ERTMS por un cambio de proyecto, «fue diseñada de acuerdo con las normas técnicas» y acorde a los «códigos prácticos» de Adif.

Considera el fiscal que se realizó «un análisis de riesgos que requiere un dossier que analizó la seguridad» de la línea y que «los riesgos se estimaron tolerables».

De hecho, asume argumentos de Abogacía del Estado al resaltar que «en otras líneas se circula a 200 km/h con el sistema ‘Asfa’ (…) y la fuente de riesgo, el cambio significativo de velocidad, no fue identificado como factor de riesgo con anterioridad a este accidente y posteriormente se identificaron otros 400 puntos en toda la línea de la red general».

De este modo, Mario Piñeiro ha retirado la acusación contra Andrés Cortabitarte y también la acción civil contra Allianz, la aseguradora de Adif.

Las acusaciones populares mantienen sus conclusiones

Por su parte, las acusaciones populares, la asociación de perjudicados Apafas y la plataforma de víctimas, han mantenido sus conclusiones, de modo que solicitan cuatro años de cárcel para Cortabitarte y también cuatro para el maquinista.

Por su parte, el letrado de la plataforma de víctimas, Manuel Alonso Ferrezuelo, ha elevado a seis la demanda de inhabilitación para Cortabitarte.

En su día, las víctimas agrupadas en esta plataforma, la más activa en las reivindicaciones para que haya «reparación» y se depuren responsabilidades, celebraron una asamblea en la que mayoritariamente mostraron su parecer acerca de que el ex alto cargo de Adif tiene «más responsabilidad» que el maquinista en lo sucedido. En cualquier caso, entendieron que debía ser su abogado el que, por cuestiones técnicas, plantease las conclusiones definitivas.

El tramo carecía del sistema de seguridad ERTMS

El tren Alvia descarriló a poca distancia de la estación de Santiago de Compostela en un tramo que carecía del sistema de seguridad ERTMS, de frenado automático; en una línea en la que había sido desconectado este sistema en su modalidad embarcada.

El accidente se produjo después de que el maquinista atendiese una llamada del interventor a su teléfono móvil corporativo, para interesarse por la bajada de unos viajeros en la terminal de Pontedeume (A Coruña).

Al inicio de la fase final del juicio, el fiscal ha planteado este martes una modificación en sus conclusiones a la titular del Juzgado de lo Penal número 2, Elena Fernández Currás, que lleva el proceso desde el pasado mes de octubre, momento desde el que han pasado por la sala numerosos peritos y testigos para tratar de determinar las responsabilidades penales por lo sucedido, y también las indemnizaciones a las víctimas.

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles