El Gobierno se prepara para un invierno de protestas y acusa a los populares de agitarlas




El Gobierno permanece atento a la oleada de movilizaciones que ha comenzado a inundar las calles pero no exhibe síntomas de inquietud. No hay temor al "invierno del descontento" al que apuntan algunos expertos en todo el continente europeo. Una suma de crisis energética, fallos en la cadena de producción y distribución, problemas económicos, subida de los precios y repunte de la pandemia, entre otros factores, que provoque un estallido social.

Ver noticia en: www.eldia.es

Deja una respuesta