El juez finaliza la investigación por el ataque de Algeciras

El juez finaliza la investigación por el ataque de Algeciras


Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy





El juez de la Audiencia Nacional, Joaquín Gadea, ha finalizado este martes la investigación al autor confeso del ataque del pasado 25 de enero en Algeciras (Cádiz) y ha confirmado su tesis de que hay indicios para afirmar que el asesinato del sacristán Diego Valdivia debe considerarse como un «asesinato terrorista».

El magistrado considera que, «sin perjuicio de las alteraciones psíquicas» que el investigado, Yassin Kanjaa, «pudiera sufrir», los hechos podrían ser constitutivos de un delito de asesinato terrorista, castigado con la pena de prisión permanente revisable, así como de lesiones terroristas, penado con hasta 15 años de cárcel.

Así lo explica en el auto, contra el que cabe recurso, en el que pone fin a la investigación y transforma el procedimiento en sumario.

Para calificar los hechos como un delito de asesinato terrorista, el juez se ha basado en los atestados e informes policiales, las declaraciones de testigos y perjudicados, la realizada por el propio investigado, así como los informes periciales y la documentación recabada durante estos meses de investigación.

El magistrado incluye un informe de inteligencia de Europol en el que se contextualiza el ataque realizado por Yassin Kanjaa relacionándolo con otras acciones terroristas perpetradas en Europa y que tenían como objetivos concretos templos o personas de religión cristiana.

La resolución repasa lo ocurrido el 25 de enero 

Según el citado informe, las organizaciones terroristas como el Estado Islámico o Al Qaeda en cualquiera de sus filiales ha incluido sistemáticamente referencias a la comunidad y símbolos cristianos como objetivo, incitando a sus seguidores a atacar lugares de culto.

La resolución repasa los hechos acontecidos el 25 de enero en Algeciras y considera que el investigado había premeditado el ataque mortal, tal y como ponen de manifiesto las conversaciones que mantuvo con su madre en la aplicación de mensajería whatsapp que indicaban también el nivel de religiosidad que estaba adquiriendo en las semanas previas a la comisión del ataque.

Ello, sin perjuicio, añade el juez, de “las alteraciones psíquicas que pudiera sufrir, las cuales afectarían, de dictarse un pronunciamiento condenatorio, al alcance de la culpabilidad, sin afectar a la calificación de los hechos como terroristas”.

El ataque fue perpetrado la tarde del 25 de enero y acabó con la vida del sacristán Diego Valdivia, asesinado con un machete, mientras que varias personas resultaron heridas, entre ellas un sacerdote.

Fuente

Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy