El Leverkusen consigue el doblete tras ganar la final de la Copa

El Leverkusen consigue el doblete tras ganar la final de la Copa


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





El campeón de la Bundesliga, Bayer Leverkusen, venció 1-0 al Kaiserslautern de la segunda división para ganar la Copa de Alemania y asegurar el primer doblete del club. El equipo de Xabi Alonso falló el triplete después de perder 3-0 ante Atalanta en la final de la Europa League este miércoles, en su primera derrota de la temporada después de una racha europea invicta de 51 partidos, un récord europeo.

En el estadio olímpico de Berlín, que acogerá en julio la final de la Eurocopa 2024, el Leverkusen se adelantó con un misil de 20 metros de Granit Xhaka en el minuto 16. Controlaron el ritmo incluso después de quedarse con 10 hombres tras la segunda amonestación de Odilon Kossounou un minuto antes del descanso. Kaiserslautern rara vez amenazó después del descanso y Leverkusen se aferró cómodamente para coronar una temporada memorable con un segundo trofeo.

La fiabilidad alemana del Leverkusen

El Kaiserslautern, decimotercero en la segunda Bundesliga, comenzó el duelo tratando de equilibrar las diferencias a punta de intensidad y dispuso de una buena situación de gol con un remate desde lejos de Hanslik que tuvo que despejar el meta Lukas Hradecky.

Pero muy pronto la máquina del Leverkusen empezó a funcionar. En el minuto 11 Jeremy se coló en el área en una buena jugada que, sin embargo, terminó con un remate inofensivo. En el 13, Florian Wirtz dispuso de una buena ocasión con un remate que paró el portero Krahl.

La presión del Leverkusen aumentaba y los despejes de la defensa del Kaiserslautern solían convertirse en rebotes que recogían los jugadores de Xabi Alonso. Así llegó el gol de Xhaka, tras un avance de Wirtz cortado en un última instancia cuando buscaba el camino del área.

Xhaka vio venir la pelota y firmó un disparo espectacular que se coló cerca de una escuadra. La situación no parecía prometedora para el Kaiserslautern y su apuesta fue replegarse para evitar lo peor. 

El partido se empantanó. El Leverkusen tenía la pelota pero no generaba llegadas y de pronto, en el minuto 44, se vio en inferioridad numérica por la expulsión de Kossonou por doble amarilla.

La pausa pareció sentarle bien al Leverkusen, que recuperó el control y tuvo dos buenas llegadas consecutivas en el minuto 55 precisamente protagonizadas por los dos jugadores que entraron tras el descanso.

Primero, con un disparo desde fuera del área de Adli que Krahl desvió a córner, que dio lugar a un remate ligeramente desviado de Stasinic. En el minuto 62, el empate estuvo cerca con un remate de Ache desde lejos que tuvo que manotear Hradecky.

Pese a las dos ocasiones del comienzo, la intención del Leverkusen parecía ser evitar riesgos, mantener el orden en defensa y no cometer pérdidas de pelota. También hubo fases en la que le dejó el balón al Kaiserslautern y buscó ocasiones de contragolpe.

Esa táctica estuvo a punto de darle resultado en el minuto 75, cuando Frimpong, tras un pase de Grimaldo, se coló al área, pero no pudo rematar porque tenía un ángulo muy cerrado y no encontró destinatario para un centro que terminó siendo cortado por la defensa del Kaiserslautern.

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles