El PSOE se aferra a sus barones ante la debilidad de la marca Sánchez



Suele interpretarse que la unidad orgánica alcanzada en el PSOE es fruto del dominio absoluto por parte de Pedro Sánchez sobre la organización. Y esto es cierto. Gracias fundamentalmente a su condición de presidente del Gobierno. Pero el actual estado interno del partido tiene también otro componente clave en esa paz orgánica: la aceptación por parte del presidente del Gobierno y secretario general de que no puede, y no debe, modificar los liderazgos autonómicos que actualmente están en el poder. Incluidos los de algunos de los que le fueron hostiles en el pasado y con los que todavía mantiene cierto recelo.

El PSOE afronta desde mitad de octubre la renovación orgánica en todo el territorio. Tras el 40 Congreso Federal… Ver Más

Ver noticia en: www.abc.es

Deja una respuesta