El Weird Market celebra su 15ª edición apostando por nuevos creadores e ideas innovadoras

El Weird Market celebra su 15ª edición apostando por nuevos creadores e ideas innovadoras


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





Hasta el 1 de octubre se celebra en Valencia la 15ª edición de Weird Market, el mercado profesional más importante de animación, videojuegos y new media de España. Que este año ha seleccionado un total de 170 proyectos, incluyendo 19 largometrajes, 43 cortos, 18 series, 37 videojuegos, 24 webseries, 6 proyectos transmedia, 9 cómics y 14 juegos de mesa, mostrando una vez más el potencial, diversidad y pluralidad de este sector a nivel mundial. Un evento que incluye presentaciones, charlas, espacios de networking, proyecciones gratuitas y entrevistas de trabajo.

Esta es la segunda edición que se celebra en Valencia y coincide con el 15 aniversario del Festival, por lo que pedimos a su director, José Luis Farias, que nos haga un balance de estos tres lustros: «Yo creo que es un balance muy positivo, sobre todo con la  gente de animación y videojuegos, porque hemos estado con ellos en los primeros momentos de los proyectos, que es cuando hace falta más apoyo. Les hemos ofrecido ese punto de encuentro con sus socios, sus productores, sus compradores. De estas reuniones han surgido numerosos proyectos».

«Pero también somos bastante críticos con nosotros mismos y con todo lo que se puede conseguir -continúa-. Todavía hay muchas cosas que se pueden lograr. Queremos potenciar todo lo posible el sector de la animación y los videojuegos, a los que en las últimas ediciones hemos añadido los cómics y los juegos de mesa».

Una apuesta por las ideas

Coincidiendo con estos 15 años, el Weird quiere hacer un «reboot» apostando por ideas innovadoras y la detección de nuevos creadores y proyectos. «En este tiempo ya hemos cumplido una función y ahora queremos potenciar las propiedades intelectuales, las ideas. Por eso casi todas las conferencias van orientadas a ese tema. Y también apostamos por la parte más creativa, aumentando mucho el número de proyectos que se presentan».

«Y también buscamos talento -añade-. No solo de jóvenes creadores que empiezan, sino también de veteranos que llevan mucho tiempo en el sector y que quieren dar el salto para dar a conocer sus propias creaciones».

Y es que, en estos tres lustros, el Weird ha puesto en contacto a muchos creadores e inversores: «Hemos creado sinergias entre la creación y la producción -asegura José Luis-. Hay una charla que a mí me hace especialmente ilusión este año, que es la de 15 años de Weird, donde a través de casos prácticos de grandes productoras y productoras podremos ver cómo han iniciado su relación con artistas y como sus proyectos han crecido dentro del entorno de Weird Market en estos años. Esa es nuestra misión principal, la de servir de enlace. Y también apoyar los proyectos en el estado más embrionario, que es cuando más hace falta, cuando más solos están, cuando menos dinero tienen y cuando más hay que hacerles caso. Porque conseguir financiación para un proyecto sigue siendo muy complicado».

«Queremos crecer, pero de forma sostenible»

El cambio de sede a Valencia atendía a una necesidad de crecer, como nos cuenta José Luis Farias: «Sí, queremos crecer pero de forma sostenible. Por eso este ño hemos limitado las acreditaciones, porque se nos iba de las manos. De hecho, el espacio de este año ya se nos ha quedado pequeño. Una de las cosas buenas que tiene Valencia es que aquí el sector de la animación, los videojuegos e incluso el cómic es muy boyante. No olvidemos la importancia de la escuela valenciana de cómic».

Destacar la cantidad de obras valencianas que se presentarán en esta edición. «En muy poco tiempo Valencia se ha convertido en el tercer puntal de la animación y los videojuegos, tras Madrid y Cataluña y seguidos muy de cerca por Canarias -nos comenta José Luis-. Lo importante es que ya no hablamos de francotiradores que hacen un proyecto y luego desaparecen, sino que las empresas se van consolidando, que es lo fundamental. Y que cada vez hacen proyectos más ambiciosos y mejores».

«Por ejemplo, yo destacaría La abuela pirata, de Alex Cervantes y Anthony Christov (HAMPA STUDIO), un proyecto muy ambicioso que va a sorprendernos. En este sentido también me parecen interesantes las colaboraciones entre distintas empresas, incluso de diferentes comunidades. Hay empresas valencianas metidas en la coproducción de grandes series y largometrajes de animación. Por eso también tendremos un encuentro de televisiones públicas que apoyan y coproducen obras de animación entre las diversas comunidades autónomas. Entre los participantes de esta mesa se encuentran RTVE, TV3 y À punt».

«Salir a coproducir con el apoyo de una de estas televisiones o incluso con las tres, hace mucho más fácil conseguir financiación en otros paises, porque la animación «está condenada» a la coproducción, Por eso insisto en que unir fuerzas y financiación es la fórmula para poder invertir en proyectos más ambiciosos y arriesgados«.

Proyectos muy esperados

Además de la mencionada La abuela pirata, los otros cuatro  proyectos de largometrajes que se presentarán en Valencia son Decorado, de Alberto Vázquez (Unicorn Wars, Psiconautas), que se basa en su cortometraje ganador del premio Goya, Dragons, de Jose Manuel Muñoz Pardo, Pinkooland de Luis Usón Like de Nacho La Casa (coproducción hispano-peruana).

«Lo bueno de estos largos es que cada uno tiene su propio sabor, como digo yo -nos comenta José Luis-. Una de las cosas que nos gustan es descubrir esta gente que tiene mucho talento, pero que no están bajo el radar, que se escapan un poco a los grandes eventos. Por ejemplo, el de Luis Usón, un experto en efectos visuales que ha trabajado en Dune de Dennis Villeneuve o Muerte en el Nilo de Kenneth Branagh. El protagonista es un osito de peluche rosa, pero que tiene un subtexto muy interesante. Es un tipo de producción que me resulta cercana al cine coreano y que roza el gore». 

«También nos va a sorprender Western Dragons, de José Manuel Muñoz Pardo, que es de esos profesionales que se lanza a la dirección después de muchísimos años en el sector. Un mundo sorprendente que mezcla el lejano oeste con la magia, los dragones… Son apuestas muy interesantes y seguro que gente como ellos nos da grandes sorpresas en un futuro cercano».





Cartel del Weird Market 2023

Cortometrajes, series, videojuegos…

En cuanto a los 38 cortos a concurso, José Luis asegura que: «Son tan diferentes como interesantes. Y una de las cosas más emocionantes es que, dentro de la selección oficial de cortometrajes nacionales, se han colado muchos de escuela y óperas primas. Eso da mucho que pensar sobre la calidad que está desarrollando la gente joven. De hecho, este año hemos visto tantísima calidad que hemos generado una nueva sección que hemos llamado Talento Weird, que son cortometrajes que, por una razón o por otra, creemos que se tienen que ver. Porque hay que dar a conocer a estos creadores y creadoras que posiblemente jamás tengan una oportunidad dentro de otros festivales».

No es la única sección nueva del Weird. «Ya he comentado que queremos apostar por las ideas y el talento -asegura José Luis-. y por eso hemos creado Formatos bastardos, una sección que aglutina proyectos que se salen fuera de lo común y que son difícilmente clasificables. Por ejemplo, tendremos el estreno mundial de la webserie Sábado Sabadete, de Alex Rey, donde se traslada al espectador a la España de los años 80. O Cosas de ratas, de Borja Pakrolsky. Creo que son proyectos muy arriesgados y que se merecen una visibilidad». 

En cuanto a los videojuegos, series y juegos de mesa, José Luis destaca: «Hay estudios de videojuegos muy jóvenes y con muchas ganas de hacer cosas. Y también editoriales como Héroes de papel que se dedican a la difusión de los videojugos con libros y publicación muy interesantes».

La animación española vive un gran momento

En estos quince años, la animación española ha dado un salto de gigante, de producir prácticamente un largometraje al año a que en este 2023 se estrenen tres auténticas joyas: Robot dreams, de Pablo BergerDispararon al pianista, de Trueba y Mariscal y El sueño de la sultana, de Isabel Herguera, que es la primera película de animación en competir en el Festival de san Sebastián.

«Creo que ha sido una evolución paulatina -asegura José Luis-. Sobre todo por el tema de unir esfuerzos y empezar a creeernos que juntos podemos conseguir grandes cosas-. Gracias a esas colaboraciones se ha mejorado la financiación de los proyectos, porque el talento siempre ha estado aquí. Y hay productores y productoras valientes que se lanzan a la piscina con proyectos arriesgados que están funcionando muy bien. Gracias a Weird nosotros podemos conocer los proyectos cinco o seis años antes de que se estrenen y os garantizo que en los próximos años se estrenarán grandes películas de animación«.

«Yo estoy muy contento porque creo que cada vez está cobrando más importancia el sector de la animación -concluye José Luis-. Ya no es el hermano pequeño del cine. De hecho, en estos últimos años, los grandes éxitos del audiovisual español están en el mundo de la animación. No hay que olvidar que el último Oscar para España, fue al mejor cortometraje de animación para Alberto Mielgo por El limpiaparabrisas. Premios como ese Oscar o que grandes directores como Pablo Berger se dediquen a esto, es un recordatorio del gran momento de la animación española»

Alberto Mielgo,tras ganar el Oscar: «Cuando recoges el premio está todo en silencio y eso impone mucho»

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles