Familiares de víctimas de Spanair esperan justicia 15 años después

Familiares de víctimas de Spanair esperan justicia 15 años después


Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy





Las familias de las víctimas del accidente del vuelo JK5022 de Spanair confían en encontrar «pronto» justicia en el 15 aniversario de la tragedia aérea, que dejó 154 muertos del total de 172 personas que iban a bordo del avión que despegaba del aeropuerto de Barajas en Madrid. Como otros años, la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 ha celebrado actos con flores, música y poemas en Madrid y en Las Palmas de Gran Canaria para recordar a las víctimas. Además, no solo han sido actos de memoria, sino también espacios para pedir mejoras en la investigación de este tipo de sucesos.

Los homenajes se han producido en el Parque Juan Carlos I en Madrid y la Terminal 2 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, donde se ha realizado una ofrenda floral. También en Las Palmas de Gran Canaria, en el monumento ‘Luces en el vacío’ situado en la playa de Las Canteras, donde también se ha leído un manifiesto y han intervenido diferentes autoridades. Está previsto que en la tarde de este domingo también se hagan homenajes en el municipio de Telde.

El accidente de Spanair fue una de las tragedias aéreas más graves ocurridas en España. Hasta la fecha, el peor se produjo en 1977 en el aeropuerto de Los Rodeos, en Tenerife, con 583 fallecidos.






Ofrenda floral en el interior de la Terminal 2 del Aeropuerto de Barajas a las víctimas del accidente aéreo de Spanair. EFE/ Chema Moya

Reclaman memoria y mayor investigación de estos accidentes

La asociación de víctimas del accidente del vuelo JK5022 de Spanair ha asegurado que no olvidan lo ocurrido y piden que se abra una nueva investigación autónomas para resolver los casos y devolver la dignidad a las víctimas. «Pensamos que las causas que provocaron esta tragedia siguen latentes en el sistema de aviación civil española, que esto se debió a un fallo sistémico de la aviación civil española, y que ese fallo sistémico sigue latente», ha defendido este domingo la presidenta de la asociación, Pila Vera. «Fue una cadena de errores de los que nadie se hizo cargo ni asumió culpas», explica a TVE otra mujer que ha asistido a los homenajes.

Por ello, la asociación pide un organismo que investigue los accidentes de múltiples víctimas en diferentes medios de transporte. No obstante, ha explicado al Canal 24 horas que en España sigue siendo «muy difícil» corregir los errores de ese «fallo sistémico» de la aviación española, pero «estamos con la idea de seguir insistiendo». Además, han avanzado que quieren crear la primera fundación para la seguridad de la aviación en España bajo el nombre ‘Fundación Agosto 20 de Seguridad Aérea’.






Un hombre deja un clavel blanco en el monumento de la Terminal 2 del Aeropuerto de Barajas. EFE/ Chema Moya

Por su parte, el vicepresidente de la asociación, Federico Sosa, ha señalado en Las Palmas de Gran Canaria que la seguridad aérea «no tiene más ideología que la vida de sus pasajeros y en ese empeño debemos estar todos unidos», sobre todo en un territorio como el insular, en el que el avión «es esencial en la vida de los canarios y Gran Canaria ya ha pagado un altísimo precio entre sus hijos que no puede volver a repetirse».

Asimismo, la presidenta de la asociación ha vuelto a criticar que no se haya cumplido «ni una sola de las conclusiones ni recomendaciones» incluidas en el dictamen de la comisión de investigación que aprobó el Congreso de los Diputados hace dos años. «¿Qué país es el nuestro que devora tragedias a ritmo vertiginoso y luego las entierra para que no sigan molestando a las familias que se asocian por la memoria de sus seres queridos?», ha cuestionado.

Para la presidenta de la asociación, resulta «terrible que después de todo el sufrimiento» que conllevó la puesta en marcha de esa comisión el «poder legislativo decida archivar esas conclusiones y ni siquiera molestarse en cumplir cualquiera de ellas».






Acto celebrado este domingo junto al monumento en recuerdo de las víctimas ‘Luces en el vacío’, en Las Palmas de Gran Canaria. EFE/Ángel Medina G.

Una sucesión de fallos técnicos y humanos

El accidente del vuelo JK5022 de Spanair fue el cuarto con más muertes ocurrido en España y se produjo como resultado de una sucesión de fallos técnicos y humanos. Esa mañana del 20 de agosto de 2008, el mismo avión había realizado un vuelo entre Barcelona y Madrid sin incidencias, pero en el trayecto posterior que unía Madrid y Las Palmas se dieron una serie de incidencias consecutivas. Por un lado, la tripulación se olvidó de desplegar los flats slats, que sirven para que el aparato se mantenga en el aire, mientras que los sistemas de alerta que avisan de posibles fallos nunca llegaron a sonar.

Hubo un primer intento de despegue que fue abortado por una avería. Después de esto, en un segundo intento, el avión sí consiguió despegar, pero a los cinco segundos los pilotos perdieron el control y la aeronave cayó desde una altura de 12 metros, se partió en varios pedazos y explotó.

Seguido de esto, el plan de emergencia de Aena tampoco funcionó correctamente y se activó tarde, lo que aumentó la tensión de los operarios en esos momentos. Momentos después, los heridos fueron trasladados a cuatro hospitales de Madrid y a otros cuatro módulos de campaña instalados cerca de Barajas para atenderlos. Los cadáveres, por otro lado, fueron trasladados a un tanatorio improvisado en Ifema.

Días después se produjeron funerales en la catedral de La Almudena de Madrid y en la catedral de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria, donde estuvieron presentes representantes del Gobierno y de la Casa Real. En los tribunales, el accidente se alargó unos años más y la acusación fue dirigida a dos técnicos de mantenimiento, aunque finalmente terminaron archivando la causa por considerar que fue responsabilidad de los pilotos.

Cuatro años después, la compañía quebró y, desde que ocurrió el accidente, las familias están disconformes con la justicia por cómo se resolvió el suceso.

Fuente

Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy