Feijóo plantea pacto hidrológico a nivel continental para favorecer al sur de Europa, «que se muere de sed»

Feijóo plantea pacto hidrológico a nivel continental para favorecer al sur de Europa, «que se muere de sed»


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles


Insiste en que votar al PP en Europa es votar contra Sánchez y recalca que él presidiría España si hubiera apoyado la amnistía

CIUDAD REAL, 25 May. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha planteado para el próximo mandato en la Unión Europea una política común que vele por los intereses hídricos de todo el territorio en un escenario en que la Europa del sur «está sedienta» y cada vez «lo estará más».

Durante un acto de campaña electoral en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso, Núñez Feijóo ha aseverado que «desde Cadaqués y hasta Ayamonte» hay un «intenso problema con el agua» tras seis años «sin adoptar más decisiones que enfrentar a la gente para intentar conseguir votos».

«Y diciendo que no somos ecologistas los que pedimos el agua. ¿Es que se puede mantener la fertilidad de la tierra sin agua?», se ha preguntado.

Ahora toca «seguir demostrando el 9 de junio» que el PP sigue siendo «el partido más apoyado de España» gracias al «compromiso con un partido y con un país» de todos los ‘populares’.

«Estamos en los primeros días de campaña y mucha gente se pregunta para qué votar en las europeas. Vamos a votar por el futuro del pasaporte, por la moneda, por el Banco Central, por poder presumir de que somos europeos», ha apuntado Núñez Feijóo, convencido de que si alguien pudiera elegir algún pasaporte, cualquiera lo elegiría europeo.

Hoy por hoy es el Partido Popular Europeo quien «tiene más propuestas», y ahora toca «votar por la Europa de las personas» concentrando el voto en estas opciones.

Para ello, ha pedido votar por Europa, una Europa que «va a seguir defendiendo la libertad y la democracia en todos los estados que lo necesitan».

Seguridad, democracia, Estado de Derecho y libertad son algunas de las motivaciones que el PP quiere que se ejerzan a la hora de depositar el voto en la urna el próximo 9 de junio.

En un contexto en el que, ha avisado, «China, India o Estados Unidos nos están dejando un poco atrás», por lo que hay que fortalecer una economía basada en «el número de personas que trabajan en una empresa y lo que vale mantener una plantilla en esa empresa».

Por todo ello, «el populismo del Gobierno de España está todo el rato echando pestes contra las empresas», cuando las empresas «son el conjunto de los trabajadores que las forman», ha señalado.

A «RECTIFICAR» ESPAÑA A TRAVÉS DEL VOTO

Ha cargado contra la «demagogia permanente» del PSOE que ahora toca «rectificar» votando al PP para poder así «hablar de agricultores, de ganaderos, de trabajadores, las prioridades absolutas». Europa viene de tomar decisiones «que no son las correctas, porque se improvisan sin la reflexión necesaria».

Para combatirlo, ha considerado que hoy por hoy hay «más razones para votar al PP de las que hubo el 23 de julio», ya que hoy por hoy «jamás las familias han tenido más dificultades para llegar a fin de mes, y todo para que Sánchez dure un mes en La Moncloa».

«Les pido el voto a los estafados, a los ciudadanos de Asturias, Extremadura, Castilla-La Mancha o Asturias, que han visto que su voto ha sido para pagar favores a los separatistas», ha dicho, un voto para el PP que servirá para decir «basta ya».

El voto al PP es «el que hace más daño a Sánchez», y si hay movilización pero se vota a otros partidos, «puede quedarse». El 23 de junio «más de 11 millones votaron para que Sánchez se fuera», pero se votó a dos partidos, también a Vox. Si no hubiera ocurrido de este modo, ha dicho, el PP hubiera conseguido 190 escaños.

Ha abundado en su crítica a Pedro Sánchez, quien «cree que la televisión pública es suya, que el Tribunal de Cuentas es suyo, que la Fiscalía General del Estado es el ministro número 23 del Gobierno».

NO ES PRESIDENTE POR NO QUERER LA AMNISTÍA

Ha sido en este punto en el que ha colado en el debate la ley de Amnistía que se aprobará la próxima semana, un movimiento que a su juicio «también debería explicar el socialismo castellanomanchego».

Aquí, ha enfatizado que si él mismo hubiera aceptado la ley de Amnistía, hoy habría llegado a Tomelloso siendo presidente del Gobierno. «Pero me hubiera quedado sin principios, aunque hubiera tenido un cargo. Y entre cargo y principios, elijo los principios», ha señalado.

«No queremos que un gobierno que no tiene mayoría aprueba la ley de amnistía. No tiene esa mayoría porque para aprobarla hay que modificar la Constitución, y para eso tenemos que votar todos los españoles. ¿Por qué no lo someten a un referéndum y después decidimos todos los españoles?», ha cuestionado.

En esta línea, ha retado a Sánchez a convocar elecciones: «Te vamos a decir que no, que no mereces ser presidente, y que España no merece un presidente como tú».

En otro orden de cosas, ha lamentado la última crisis diplomática con Argentina, asegurando que un PP gobernando en España y en Europa también serviría para «no dejar tirados a los españoles ni a las empresas» del país sudamericano «sólo por un rifirafe entre presidentes del Gobierno».

EL PP, DEFENDIENDO LA CONSTITUCIÓN «SIEMPRE»

Núñez Feijóo comenzaba hablando de la Constitución y de su nacimiento tras «cuarenta años de dictadura», un texto donde «la nación más antigua del mundo» se decidió «descentralizarse y construir el Estado con más competencias que la República Federal Alemana».

Ha lamentado que «los principios en política ahora coticen a la baja», ante lo que ha pedido si los principios «se van a mantener durante el tiempo».

Algún día se podrá decir que el PP «mantuvo la defensa de la Constitución cuando el PSOE la negaba», un partido que desde la oposición «lo fue de Estado cuando en el Gobierno no estaba un partido de Estado».

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles