Fiscal ve irregular que Jácome compagine ingresos como alcalde y empresario al vulnerar el régimen de incompatibilidades

Fiscal ve irregular que Jácome compagine ingresos como alcalde y empresario al vulnerar el régimen de incompatibilidades


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles

Traslada los hechos al Tribunal de Cuentas por si se derivase «algún tipo de responsabilidad contable»

OURENSE, 11 Jun. (EUROPA PRESS) –

La Fiscalía ha advertido de que el hecho de que Gonzalo Pérez Jácome compagine su retribución como alcalde de Ourense (con dedicación exclusiva) con los ingresos por su actividad empresarial privada, supone una «situación irregular» que debe ser «depurada», al producirse una infracción del régimen de incompatibilidades, y ha notificado esta situación a la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, «por si se derivase de dicha irregularidad algún tipo de responsabilidad contable».

El ministerio público se ha expresado en estos términos en un decreto del pasado 13 de mayo, por el que archivó unas diligencias penales contra Jácome, incoadas por los presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos.

Dichas diligencias tuvieron su origen en una denuncia presentada en diciembre del año pasado por Manuel Álvarez, en representación de Coalición de Centro Democrático (aunque fue concejal de Democracia Ourensana y compañero de grupo de Jácome, antes de ser expulsado del partido en octubre de 2020 tras denunciar, junto a otros 4 ediles, supuestas irregularidades en las cuentas del partido).

En su denuncia de diciembre pasado, Álvarez pedía que se investigase un supuesto delito continuado de malversación de caudales públicos, alegando una posible incompatibilidad del puesto como regidor de Jácome y sus ingresos por actividades privadas; así como un delito de prevaricación.

La Fiscalía de Ourense abrió las diligencias de investigación penal y pidió informes, tanto al Ayuntamiento de Ourense como a la Policía Judicial, Agencia Tributaria y Seguridad Social. Finalmente, decretó el archivo de las actuaciones el pasado 13 de mayo, una decisión que el Ayuntamiento ourensano hizo pública, aunque sin dar detalles del decreto.

SIN INDICIOS DE PREVARICACIÓN O MALVERSACIÓN

El documento del ministerio público señala, con respecto a los supuestos delitos investigados, que «debe descartarse que los hechos denunciados se integren en un delito de prevaricación administrativa», porque no se produjeron resoluciones arbitrarias por parte de Jácome para eludir la incompatibilidad de ambas retribuciones.

Igualmente, señala que no hay malversación, ya que la empresa de la que es administrador el alcalde no ha contratado con el Ayuntamiento y «no se aprecia una decisión o actuación tendente a derivar fondos públicos». «No se observa que la conducta del denunciado suponga una extralimitación ilícita de sus facultades de disposición de fondos en perjuicio del patrimonio municipal», expone y añade que «tampoco se advierte, entre otras cuestiones, la existencia del dolo exigible en tal delito».

No obstante, los informes de la Policía Judicial y los datos recabados sobre la actividad profesional y pública de Jácome ponen de manifiesto que, entre 2019 y 2022, el alcalde cobró su retribución como primer edil del Consistorio, en régimen de dedicación exclusiva (74.850,30 euros anuales) y, al mismo tiempo, declaraba ingresos tanto por rendimientos del trabajo, como provenientes de actividades económicas por cuenta propia, e ingresos en el impuesto de actividades económicas por servicios de televisión, promoción inmobiliaria y otros servicios.

«PLURIEMPLEO Y PLURIACTIVIDAD»

En concreto, la Fiscalía constata que el alcalde de la ciudad de Ourense habría estado dado de alta de forma simultánea en dos regímenes distintos de la Seguridad Social: en el general y en el régimen de autónomos, dándose «por tanto una situación de pluriempleo y pluriactividad en el periodo reseñado».

La legislación señala que, en caso de que un cargo público con dedicación exclusiva, como es el caso, quiera compaginar este desempeño con una actividad profesional privada, ésta debe ser marginal y no menoscabar su dedicación en ese cargo público. En todo caso, la persona debe solicitar una declaración de compatibilidad que debe pasar por el Pleno.

SIN DECLARACIÓN DE COMPATIBILIDAD

Jácome pretendía llevar a Pleno dicha declaración, en agosto de 2019, pero antes de la sesión decidió retirar ese punto, en vista de que no contaría con los apoyos suficientes. La declaración de compatibilidad no llegó a ser tratada en el máximo órgano de la Corporación, tal y como reconoce el jefe del servicio municipal de Personal en un informe remitido a la Fiscalía.

Por tanto, concluye el ministerio público, se ha puesto de manifiesto «una situación irregular consistente en la infracción del régimen de incompatibilidades» que, abunda, «deberá ser depurada», por lo que ha notificado la situación a la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, «por si se derivase de dicha irregularidad algún tipo de responsabilidad contable», al propio Ayuntamiento y al denunciante.

En diciembre de 2021 el pleno de Ourense aprobó una moción de Manuel Álvarez (entonces ya como edil no adscrito) que pedía a Jácome que renunciase a su salario como regidor, al tener ingresos por su actividad privada. La moción fue aprobada por los ediles no adscritos presentes, PSOE, BNG y Ciudadanos, mientras que el PP se abstuvo y el partido de Jácome votó contra.

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles