Fofó y Pirri, hermanos y aluniceros | España



Fofó y Pirri son dos hermanos que aparecen recurrentemente en las quinielas policiales de Valladolid cuando se produce algún robo con fuerza, sobre todo si hay alunizajes o aparece un coche quemado horas después. Alfonso R. D., de 49 años, conocido como Fofó, y Roberto, de 35 y apodado Pirri, llevan más de una década liderando un grupo criminal especializado en robar estampando vehículos, preferiblemente de alta gama, contra sus objetivos: locales, tiendas o incluso restaurantes de comida rápida. En julio dieron uno de sus golpes más exitosos, al hacerse con un botín valorado en unos 600.000 euros tras asaltar sendas viviendas de una misma familia vallisoletana. La Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron a los dos hermanos el 20 de agosto, pero estos quedaron en libertad por falta de pruebas y todavía se busca el botín. El 13 de septiembre volvieron a atacar otro local de la ciudad.

La Policía evita catalogarlos y se refiere a ellos como “delincuentes habituales” o “viejos conocidos”, aunque en una intervención policial del año pasado los investigadores hablaron ya de “grupo organizado, perfectamente estructurado”, y subrayaron en un comunicado las “complejas interrelaciones” entre ellos y el supuesto núcleo de mando, además de su “total desprecio a la seguridad”, con fugas y acometidas a vehículos oficiales. Las pesquisas les atribuyen la sustracción de más de 100 coches entre 2019 y 2020, habitualmente potentes y dotados con un “arrancador específico” que les facilita el hurto.

El amplio recorrido criminal de Pirri, con 13 antecedentes, y Fofó, con seis, comenzó en el humilde barrio vallisoletano de Las Flores, desde donde pasaron de los robos con fuerza a formar un equipo con delincuentes especializados en distintos ámbitos. La organización era capaz de asaltar supermercados o casas de apuestas, realizar alunizajes en centros comerciales o hacerse con mercancía valiosa en empresas de transporte. Pirri fue condenado a diez años de cárcel en 2010 (salió de prisión el pasado enero) por un tiroteo sin víctimas, y en ese momento ascendieron en el organigrama de la banda otro hermano, José Luis, alias Pipi, y un sobrino, Pirrín.



Ver noticia en: elpais.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *