Israel firma con Marruecos el primer acuerdo de defensa con un país árabe





El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ha formalizado en su visita de este miércoles a Marruecos un acuerdo de cooperación en materia de defensa, inteligencia y ciberseguridad, el primero de estas características que Israel firma con un país árabe y en el que espera abrir una «etapa histórica» con el país magrebí.

Gantz y su homólogo marroquí, el ministro delegado de Defensa Abdellatif Ludiyi, han firmado en Rabat este acuerdo en su primera visita a Rabat tras la normalización de relaciones entre los dos países el pasado diciembre.

El ministro israelí en su cuenta en la red social Twitter, ha dado las gracias a su homólogo y al rey Mohamed VI por «sus esfuerzos para expandir las relaciones entre ambos países». Así, ha subrayado que «es un paso histórico» y ha agregado que «el acuerdo incluye la regulación de la cooperación a nivel de Inteligencia, la entrega de material de seguridad, el entrenamiento conjunto y unos lazos cercanos entre las industrias».

«Una alianza estratégica de conocimiento»

«El acuerdo que firmamos nos permitirá cooperar con ejercicios (militares conjuntos) y con información», ha señalado Zohar Palti, encargado del área político-militar del Ministerio de Defensa israelí y que ha acompañado a Gantz en su visita a Rabat.

En declaraciones a la prensa, Palti ha definido la colaboración entre ambos países como «una alianza estratégica de conocimiento». Durante la reunión con su homólogo marroquí, Gantz ha subrayado que el acuerdo será la base de los futuros proyectos de cooperación militar entre Israel y Marruecos y que las relaciones bilaterales «deben expandirse y consolidarse».

Cinco continentes – Israel y Marruecos sellan su relación – Escuchar ahora

El Ministerio de Defensa israelí ha añadido que también abordaron la situación en Oriente Medio y el Norte de África, los retos de terrorismo extremista y «las amenazas fronterizas y aéreas».

Se abre «una etapa histórica»

Durante su visita, Gantz también se reunió con el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, pero no compareció ante los periodistas. Sí difundió un artículo publicado por varios medios marroquíes, en el que afirma que con su visita se abre una «etapa histórica» en las relaciones de ambos países.

En él se refiere a la amenaza iraní, por la que Israel está «especialmente preocupado», y llama a «una acción mundial contra Irán».

Marruecos e Israel retomaron relaciones como parte de la estrategia israelí de acercamiento a los países árabes y a cambio del reconocimiento por parte del expresidente de EE. UU. Donald Trump de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, que no ha sido refrendada por su sucesor, Joe Biden.

El pasado lunes, Burita realizó un viaje relámpago a Washington en el que se reunió con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien calificó de «realista, serio y creíble» el plan de autonomía marroquí para la excolonia española.

La firma del memorando de entendimiento llega además en un momento de tensiones entre Marruecos y Argelia, que en agosto cortó sus lazos diplomáticos con Rabat y que a principios de noviembre denunció la muerte de tres camioneros argelinos en un bombardeo marroquí.

Protesta contra Gantz

Coincidiendo con su visita, una veintena de personas, que fueron rápidamente dispersadas por la policía, se manifestaron frente al Parlamento marroquí en Rabat para protestar contra su presencia en el país.

Entre ellos estaba Sion Assidon, miembro del Frente Marroquí por Palestina y contra la Normalización, quien calificó a Gantz de «criminal de guerra» por su papel durante los últimos ataques de Israel en Gaza.

«Él no tiene nada de hacer aquí. Este señor ha venido para meter a Marruecos en una alianza militar que va a costarnos muy caro, en vidas humanas, y que va a crearnos muchas tensiones en la región y muchos problemas con nuestros vecinos como Mauritania, Argelia y España», ha dicho a Efe.

Ver noticia en: www.rtve.es

Deja una respuesta