Jaén gana la Copa de España 2023

Jaén gana la Copa de España 2023


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





El Jaén Paraíso Interior FS ha vuelto hacer historia en el Futsal. En su tercera final de Copa de España ha sumado su tercer entorchado, esta vez minimizando a un rival de gran entidad como el Inter Movistar. Los goles de Brandi y de Chino han correspondido al apoyo de la marea amarilla que ha invadido este fin de semana las calles y el pabellón de Granada.

[Vuelve a ver la final de la Copa de España 2023 completa en RTVE Play]

La final Inter-Jaén era una revancha de la vivida en 2018 en el Wizink madrileño. Un duelo de esos que por sus circunstancias especiales destilan fútbol sala por todos sus poros, algo que últimamente no sucede mucho en el futsal español pese al lamento diario del aficionado.

Tener a Jaén FS enfrente en una final de Copa es algo que ningún equipo desearía. El equipo jienense no viaja solo al que es su torneo más amado, el que ha transformado todo un sentimiento en toda la provincia, y ese apoyo de la grada se palpa en la pista.

Así se puede explicar el por qué los andaluces arrancaron la final con la tranquilidad del que las disputa habitualmente frente a los nervios y la precipitación que mostraron los jugadores del Inter Movistar. Los de Pato acumularon cuatro faltas en los primeros cinco minutos el día menos indicado. No solo por los especialistas rivales en la suerte del doble penalti sino porque un gigante del futsal como el equipo madrileño tenía ante sí una oportunidad dorada para reverdecer laureles y reivindicar su sitio —es el club más laureado del futsal hispano—.

Esas sensaciones iniciales en favor de los andaluces se materializaron en gol con una genialidad de su capitán, Brandi. El pívot argentino adelantó a Jaén Paraíso Interior con una vaselina exquisita que llevaban el éxtasis a las gradas (0-1).

El partido se fue igualado al descanso gracias a una jugada individual y maestra del Fits. El jugador brasileño robó el balón y fusiló a Espíndola con un punterazo raso a dos minutos del descanso. Su reciente fichaje tal vez explique que fuera el jugador menos agarrotado de los interistas en la final, no parecía ir con él esa presión que obligaba a despertar al gigante.

Un chinazo vuelve a decantar una final

La reanudación se asemejó a los primeros minutos, Inter sumaba faltas casi a contrarreloj, pero ahora el dominio no estaba tan claro. El combate se equilibró y solo una acción desequilibró todo: un chinazo, cuál si no.

El héroe de 2018 empalmó un saque de esquina y descerrajó la escuadra de la meta defendida por Jesús Herrero. Hasta lágrimas se vieron en las gradas teñidas de amarillo.

Los 12 minutos que restaban de partido estaban encaminados a un ataque infinito de los azulones en busca de la igualada. No funcionaron sus estrategias y además encajaron un tercer gol obra de Brandi. La gloria no estaba reservada en esta ocasión para los vengadores.

La gloria se la volvía a colgar al cuello el artífice de todo, un entrenador como Dani Rodríguez que a falta de 22 segundos seguía desgañitándose en su zona técnica arengando a sus pupilos.

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles