Jaque a la obra pública de Aragón al suspender el Constitucional el decreto de medidas urgentes





Nuevo jaque a la ejecución de las obras públicas dependientes del Gobierno de Aragón y las entidades locales. El sobrecoste de los materiales lleva más de un año y medio regando de dolores de cabeza a los contratistas, que buscan adaptar sus proyectos a la subida desbocada de las materias primas, que ronda ahora el 30% con respecto a hace un año y medio. Los constructores encontraron cierto remedio en un decreto ley de medidas urgentes para paliar la inflación promulgado por el Gobierno de Aragón en abril del año pasado, pues recogía una cláusula de revisión de precios para frenar la bola de nieve de licitaciones desiertas en la obra pública: casi 150 adjudicaciones quedaron desiertas durante 2022. Sin embargo, este ajuste de costes ha quedado suspendida por la decisión del Tribunal Constitucional de aceptar a trámite el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por Pedro Sánchez para anular la norma del Ejecutivo aragoné al entender que no se acomoda a la legislación básica estatal en materia de contratos públicos.

Ver noticia en: www.elperiodicodearagon.com


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad