Jardines de Segovia ¿conoces su historia?

Jardines de Segovia ¿conoces su historia?


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





¿Quienes llenaron Segovia de grandes jardines? ¿Cuál es su origen? Quizá os habréis preguntado por qué en una ciudad rodeada de ríos, el Eresma y el Clamores, los romanos construyeron un acueducto para traer agua desde la sierra. La razón es que sabían levantar obras de ingeniería impresionantes para canalizar el agua, pero no conocían la técnica que permite elevarla de nivel. 

Sin duda, Segovia cuenta con dos monumentos de los más impresionntes de Castilla y León, el imoponente aqueducto romano, del año 50 dC, y el Alcázar, uno de los castillos medievales más famosos del mundo y donde han dormido 22 reyes.

Una ciudad con dos ríos y tres jardines magníficos

Toda la rivera del Eresma albergó huertas de cultivo que abastecían de frutas y hortalizas a los habitantes del Alcázar y a los monasterios la ciudad. Con tanta agua, proliferaron en esta zona los monasterios, como el de Santa María del Parral, con un pequeño jardín. Pequeño en dimensiones, pero que si lo visitas, te permitirá disfritar de grandes vistas abiertas a la ciudad.

Muchos de esos huertos fueron convertidos en jardín a lo largo de la historia como El Jardín del Rey. El río Eresma ha sido a lo largo de los siglo el responsable del farallón donde está ubicado el Alcázar, que puede verse en todo su esplendor desde el barrio de San Marcos justo en frente y en el camino que lleva a la Fuencisla

El jardín preferido de Felipe II 

El jardín más conocido en Segovia está en la Granja de San Ildefonso, pero en Segovia ciudad existen una serie de jardines merecen una visita. La mayoría pertenecen a casas particulares como el jardín del Palacio del Marqués de Loyola, que es un hortus conclusus, es decir, rodeado por un muro perimetral, otra herencia de la cultura romana. Se puede visitar todos los veranos. 

Además, existen otros espacios verdes de creación más reciente, como el un jardín almohade en la muralla del acueducto, que se puede admirar desde el Patio del Pozo del Alcazar. 

Desde esa altura, si nos asomamos entre las almenas, veremos vista maravillosas del río. Entre sus jardines secretos, en ambas orillas, se encuentra el preferido de Felipe II, el Jardín del rey. Para localizarlo, solo hay que desplazarse hasta la Casa de la Moneda, que está al lado. El acceso es gratuito. 

Felipe II disfrutaba allí de la lectura, de la pesca y del sonido de las fuentes, de los espacios a la sombra en verano y de la vista de sus preciosos frutales, como, los membrillos o las fresas. Además, entre arceslilas palmeras, seguro que descansaba a placer. Se cree que el rey pudo pasar aquí su tiempo libre cuando mandó reconstruir el antiguo Alcazar. Ahora, nosotros podemos deleitarnos con toda esta belleza porque el jardín esta cuidado con mucho esmero. 

¿Sabías que junto al Alcazar de Segovia existen más jardines? En su pendiente hacia el río se encuentra el Parque Norte, un jardín paisajista romántico, pero actualmente no es accesible porque lo utilioza la Academia de Artillería.



El Romeral de San Marcos, obra del paisajista Leandro Silva

En el otro lado del río descubriremos un mundo lleno de aromas, el Romeral de San Marcos. Como su nombre indica, es una finca en la que crece romero, la hierba aromática que tanto utilizamos en nuestra gastronomía.

El excelente paisajista uruguayo Leandro Silva (1930-2000), responsable de la restauración del Jardín Botánico de Madrid y fundador de la Escuela de Paisajismo del Castillo de Batres, compró la finca a un hortelano. En seguida decidió crear un jardín experimental en varios niveles, coronado por un cañón creado a lo largo de los siglos por la erosión de las aguas del Eresma. 






El paisajista uruguayo Leandro Silva Delgado ha creado un obra de arte vegetal en el Romeral de San Marcos, con más de trescientas especies rtve

El jardín recibe el riego de varios manantiales, y su gran la humedad y la sombra de los árboles proporcionan, en epocas de calor, un espacio ideal para descansar. El diseño de la distribución del riego está inspirada en los jardines del Generalife en Granada. 

El acceso al Romeral de San Marcos también es gratuíto, y ha que llamar al móvil de su dueña, Julia Casaravilla, al 655131446, para que nos dé las indicaciones para encontrar la llave de acceso.

Casaravilla pide una aportación a los visitantes para seguir conservando el jardín, y cada año, el 25 de junio, celebra la Fiesta del Lirio. Es un momento de ensueño, cuando el romeral se inunda de flores moradas, violetas, amarillas, como un paisaje de una pintura impresionista. No en vano, Leandro Silva era, además de arquitecto, grabador y paisajista, pintor.

Un tercer jardín para disfrutar en Segovia: el de los Zuloaga

El tercer jardín que no puedes dejar de viasitar en tu paso por Segovia es el de los Zuloaga. Su nombre lo toma de la saga de artistas y que se encuentra junto a la ermita donde tenía el célebre ceramista Daniel Zuloaga (1852-1921) tenía su taller.






Los jardines del Alcazar de Segovia fueron huertos, en el pasado, donde se cultivaban alimentos que consumían los habitantes de la fortaleza rtve

La Dirección General de Bellas Artes encargó la restauración de la zona, en los años 70, a Leandro Silva. Se trata de un lugar muy estimado por los segovianos y necesitaba una actuación que le diera vida y mejores condiciones. Silva se encargó de ajardinarlo y lo diseñó como lugar de paseo, con muretes que albergan árboles y setos. La mayoría, espinos de fuego, olmos, pinos, laureles y cipreses, también cespitosas, tuyas, cipreses y tejos.

El Jardín Zuloaga cuenta también con una alberca y una placa en honor del paisajista uruguayo, para reconocer su trabajo. Se puede visitar de 10 a 19h durante todo el año. 

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles