Jeffrey Zients, el nuevo conseguidor de Joe Biden




«Todos los presidentes tienen un hijo de puta, yo soy el de Nixon». La frase se atribuye a Bob Hadelman, el que fuera jefe de Gabinete de Richard Nixon. Ya sea cierta o verosímil, la expresión define bien el cargo que ostentó: el látigo del presidente, el director de la sala de máquinas de la Casa Blanca, el que abre y cierra el acceso al Despacho Oval. Muchas veces –sin duda en el caso de Hadelman– es el poder en la sombra . Esa figura está a punto de sufrir cambios en la Casa Blanca de Joe Biden . El que ha sido jefe de Gabinete en sus dos primeros años como presidente, Ron Klain, dejará el cargo en las próximas semanas . Su sustituto será Jeff Zients, un gestor con mucha más experiencia en el sector privado que en la administración, pero que se ha convertido en una figura pública por liderar la respuesta a la pandemia de Covid en la Administración Biden. Zients, de 56 años, hizo fortuna en el mundo de la consultoría –ya era millonario en la treintena–, fundó firmas de inversión y hasta le fichó Mark Zuckerberg para el consejo de Administración de Facebook. Barack Obama le reclutó para su Administración con el objetivo de engrasar la gestión gubernamental, hacerla más eficiente y menos costosa . Pasó por la Oficina de Gestión y Presupuesto y por el Consejo Nacional de Economía y tapó agujeros donde Obama le pidió, como arreglar la desastrosa web de su reforma sanitaria. ‘Don soluciones’, le pusieron de mote. ‘Zar del Covid’ «No hay nadie cuando se trata de obtener resultados», alabó Biden de Zients tras llegar a la Casa Blanca y ponerle al frente de la lucha contra la pandemia y de la vacunación de EE.UU. Zients fue el ‘zar del Covid’ hasta la primavera del año pasado, cuando dejó la Casa Blanca. Este otoño, Klain le volvió a llamar para preparar la renovación de personal en la Casa Blanca tras las elecciones legislativas del pasado noviembre y los observadores políticos de Washington le han visto ganar responsabilidades, en un anticipo de la transición entre ambos. A los 30 años ya era millonario, le fichó Zuckerberg y trabajó para Obama arreglando la web de su reforma sanitaria Zients será jefe de Gabinete en un momento turbulento para Biden: su agenda legislativa se verá torpedeada por la nueva mayoría republicana en la Cámara de Representantes, no tardarán en nombrarse comisiones de investigación en su contra, el escándalo de la aparición de documentos   clasificados en su oficina y residencia no deja de crecer y tiene que decidir y planear una posible reelección a la presidencia. Todo apunta a que, en este contexto preelectoral, otros asesores políticos que llevan décadas al lado de Biden –como Anita Dunn, Jen O’Malley o Mike Donllon– ganen mayor presencia en la Casa Blanca y que Zients se encargará de ejecutar y desplegar las victorias legislativas –como el plan de inversión en infraestructuras– conseguidos por el presidente el año pasado. Klain, que fue jefe de Gabinete de Biden también como vicepresidente, se irá después de dos años en el cargo, un periodo normal para una posición que devora personas: solo se aguanta, de media, dieciocho meses. Obama tuvo cinco jefes de Gabinete en ocho años, y Donald Trump quemó cuatro en cuatro años. Es un cargo, además, de riesgo: Hadelman, el ‘hijo de puta de Nixon’, pasó 18 meses en prisión por el escándalo de Watergate.

Ver noticia en: www.abc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad