Joviales y encantadoras: así eran Paloma e India, las víctimas del doble crimen de Valladolid




Joviales y encantadoras. Así definían ayer, con ojos aún vidriosos las trabajadoras de uno de los negocios más cercanos al número 66 del Paseo de Zorrilla de Valladolid, escenario del doble crimen donde Paloma Pinedo y su hija India, de 8 años, perdían la vida acuchilladas por la pareja de la primera. «Nunca se había observado ningún mal gesto de él hacia ella o algo que hiciera suponer que hubiera problemas», explicaba Javier Iglesias, que regenta el citado negocio. Todo parecía ir bien. Justo el día anterior David, el presunto asesino, había estado también allí tomando un café y unos días antes otro empresario de la zona les había visto en actitud cariñosa, «como dos veinteañeros». Residentes «de toda la vida» en ese hogar que se convirtió en infierno, ella trabajaba en un conocida empresa familiar, Pinedo, distribuidora de material de peluquería y estética: y la pequeña acudía cada día al colegio Pinoalbar , al que la Consejería de Educación brindó ayer todo el apoyo psicológico necesario para el grupo de alumnas que eran compañeras de la niña y para la familia que lo necesite ante una tragedia imposible de asumir. La puertas de la vivienda, las del colegio de la pequeña y las de las distintas instituciones de la ciudad quedaba ayer marcadas por la tragedia. Delegación del Gobierno, Junta de Castilla y León, Diputación provincial, sindicatos y Ayuntamiento se sumaron a un minuto de silencio ante un acto «terrible». Paloma es la sexta víctima de violencia de género en lo que va de año en España e India la primera menor que muere en un crimen de estas características en Castilla y León desde que hay registros , apuntó la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, que recordó el «dolor» de una familia que de madrugada, a las puertas de la casa de las víctimas, esperaba que todo fuera una falsa alarma. Noticia Relacionada MATA A UNA MADRE Y SU HIJA estandar No Doble crimen en Valladolid: «He matado a Paloma» M. Gajate El hombre que presuntamente ha acabado con la vida de su pareja y la hija de ésta llamó a su cuñado para confesar el crimen y se autolesionó. Su vida no corre peligro La madre y abuela de ambas se había desplazado hasta allí alertada por las autoridades ya que los familiares a los que David dio la voz de alerta no sabían precisar la dirección y nadie abría la puerta por lo que comenzó la búsqueda en otras posibles viviendas. «Nadie podemos ni imaginarnos el dolor con su hija y su nieta asesinadas. El terrible dolor de esa familia. Todo el cariño y las condolencia de su tierra. Valladolid y Castilla y León están rotas de dolor, teñidas de luto», aseguró. «Ese angelito» de ocho años abre la peor de las estadísticas y con Paloma son ya sesenta las mujeres muertas a manos de sus parejas en la Comunidad en las últimas dos décadas.

Ver noticia en: www.abc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad