La empresa Marie Claire anuncia la intención de cerrar su planta en Vilafranca

La empresa Marie Claire anuncia la intención de cerrar su planta en Vilafranca


Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy





La empresa textil Marie Claire ha anunciado su intención de cerrar su planta ubicada en Vilafranca del Cid, Castellón, y de presentar una solicitud de concurso de acreedores de forma voluntaria para extinguir la compañía. El fabricante de pantis y lencería íntima, que está en proceso de reestructuración financiera y operativa, está buscando nuevos inversores interesados en respaldar el proyecto de relanzamiento de la marca. Con esta iniciativa también pretende renegociar su deuda con sus principales acreedores, como ha indicado en un comunicado la entidad.

La marca, fundada en Vilafranca del Cid en 1907, tiene una plantilla de 214 personas y, de ellas, unas 130 están en situación de ERTE hasta el próximo mes de julio.

Los trabajadores han asegurado a RNE que sabían que la empresa no estaba en su mejor momento, pero que no contemplaban este escenario. Ahora, Cándido Andrés, del comité de empresa, explica a RNE que el objetivo es «constituir una mesa de negociación y, a partir de ahí, tenemos que hacer tres o cuatro reuniones para negociar todos los pagos».

La compañía castellonense concentra un elevado porcentaje de la actividad económica y el empleo en las comarcas de La Plana Alta Els Ports (Los Puertos de Morella).

Dificultades financieras durante los últimos años

La firma asegura que lleva enfrentándose a dificultades financieras durante los últimos años, las cuales «no ha conseguido superar pese al esfuerzo de la última dirección en la reducción y optimización de costes que ha llevado a cabo».

La empresa indica que obtuvo financiación del Instituto Valenciano de Finanzas durante este periodo de relanzamiento y que los fondos recibidos fueron destinados a pagar deudas pendientes que tenía la marca con los trabajadores y proveedores, así como a reestructurarse para adaptarse a la situación del mercado. Así, según indica el comunicado, solo una parte ínfima pudo dedicarse al relanzamiento de la marca.

Por esto, la dirección ha trabajado en un «riguroso plan de viabilidad que ha mejorado los procesos productivos, ajustado las instalaciones a las necesidades reales de producción, optimizado el diseño de la fábrica y adaptado los equipos a la situación actual de la compañía».

Una transformación lastrada por la economía mundial

En su proceso de transformación, la firma ha relanzado su marca con una campaña que ha permitido reconectar con su clientela y acercarse a un público más joven. «Lamentablemente, durante este último periodo, Marie Claire se ha visto afectada por diversos factores externos que han dificultado aún más su recuperación», indica el comunicado.

Con la pandemia hubo una reducción drástica del consumo de pantis y actualmente el consumo de medias a nivel mundial no ha alcanzado el 50% de los niveles previos al coronavirus, indica la empresa. Sin embargo, a pesar de haber superado la situación del coronavirus, se ha enfrentado también a una «crisis logística y de materias primas que ha incrementado los costes de fabricación, agravados aún más por el aumento en los costes energéticos».

Por ello, en este contexto, Marie Claire indica que además de negociar su deuda con sus principales acreedores y garantizar su viabilidad a largo plazo, también impulsan un plan de reestructuración de personal y la posibilidad de encontrar inversores interesados en respaldar el proyecto de relanzamiento de la marca.

Fuente

Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy