La fuga de viajeros del avión de Palma evidencia numerosos agujeros de seguridad



La fuga de más de una veintena de viajeros de un avión procedente de Casablanca corriendo pista a través en el aeropuerto de Palma de Mallorca la tarde del pasado viernes 5 de noviembre ha puesto en evidencia importantes agujeros de seguridad. Nadie vigilaba el avión, con un pasaje de 150 personas, tras el aterrizaje de emergencia de ese vuelo con destino a Estambul (Turquía) provocado por una presunta urgencia médica. Aparte del enfermo y su acompañante, se escaparon 23 personas (dos más, luego retornadas a la aeronave, según la compañía aérea), todos hombres jóvenes, menores de 30 años, y la mayoría marroquíes sin antecedentes penales, aunque fueron detenidos 12 posteriormente y ninguno prestó declaración ante la policía. Nadie vigiló al supuesto enfermo y a su acompañante en el hospital al que fueron trasladados en ambulancia desde el aeropuerto. Se escapó el acompañante aunque lograron apresarlo de nuevo más tarde. No se blindaron las salidas de la isla. Al menos dos pasajeros ―que se haya confirmado― lograron salir en un ferri con destino a Barcelona. Policía y Guardia Civil continúan buscando a los fugados y la jueza del juzgado número seis que instruye esta causa ha decretado este viernes una orden nacional de búsqueda.

Seguir leyendo

Ver noticia en: elpais.com

Deja una respuesta