La Guardia Civil abre otro frente en la investigación por los daños en el Coto Fortuna de Mazarrón


La Guardia Civil tiene en marcha una investigación sobre los destrozos que ha sufrido el Coto Fortuna de Mazarrón, un yacimiento minero explotado ya en época romana y que está catalogado desde 2011 como Bien de Interés Cultural (BIC). Las indagaciones pretenden arrojar luz sobre «el origen de los daños», según indican desde el Instituto Armado. La misión es aclarar la afección sobre el patrimonio histórico de unos trabajos agrícolas desarrollados dentro del conjunto protegido, teniendo en cuenta el deterioro que ya sufrían algunos de los elementos catalogados.

La investigación de la Benemérita se suma a otros tres expedientes que llevan entre manos la Consejería de Cultura, la Dirección General de Medio Natural y el Ayuntamiento de Mazarrón, todos relacionados con esas labores de explanación y preparación de los terrenos en cuestión para plantar lechugas, como publicó ayer LA VERDAD. La empresa que está en el punto de mira argumenta que desconocía que invadía una parte (4,3 hectáreas, según sus cálculos) del yacimiento catalogado como sitio histórico. Y afirma que en el momento que fue advertida, paralizó las labores dentro del BIC. Según otras fuentes consultadas, los agentes que se presentaron en la zona recabaron información de técnicos y arqueólogos de la Comunidad y del Consistorio.

Ver noticia en: www.laverdad.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *