La huelga de maquinistas de Renfe continuará el lunes tras dos días de tregua


Un gran número de pasajeros espera la llegada de los trenes en Madrid

Un gran número de pasajeros espera la llegada de los trenes en Madrid
Europa Press

Los maquinistas de Renfe están convocados mañana lunes por su sindicato Semaf para la tercera jornada de huelga que, a diferencia de las dos primeras, el pasado jueves y viernes, que fueron de 24 horas, consistirá en paros parciales entre las 5 y las 9 horas, entre las 14 y las 16 y entre las 18 y las 22.

Tras dos días de tregua, los maquinistas retoman mañana su protesta convocada, entre otras razones, para reivindicar la integridad en la prestación de los servicios por Renfe y el restablecimiento de todo el empleo no cubierto y todas las circulaciones suprimidas, y que continuará también el martes, así como los próximos 7, 8, 11 y 12 de octubre, coincidiendo con el puente del Pilar.

Las dos primeras jornadas de huelga estuvieron marcadas por alteraciones y retrasos en las circulaciones de trenes de Rodalies de Catalunya y de Cercanías de Valencia y Madrid, lo que Renfe achacó al incumplimiento de los servicios mínimos, extremo que negó en todo momento el sindicato convocante.

De acuerdo con la operadora, 493 y 567 trenes que estaban incluidos en los servicios mínimos no circularon durante la primera y la segunda jornada de huelga, respectivamente, la mayoría de ellos en Rodalies y Cercanías de Valencia y, en menor porcentaje, en las de Madrid.

A todas estas suspensiones, se unieron las que sí estaban contempladas en los decretos de servicios mínimos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (el 25 % de los trenes en hora punta) y de la Generalitat de Cataluña (el 15 % de los trenes durante toda la jornada), lo que explica las dificultades que se vivieron esos días, según la compañía.

En los trenes de alta velocidad y larga distancia, se han fijado unos servicios mínimos del 72 %; en los de media distancia, del 65 %, y en los de mercancías, del 24 %, cumpliéndose casi en su totalidad.

Renfe informó ayer de la apertura de 31 expedientes por faltas «muy graves» a los maquinistas de Cercanías de Valencia y de Rodalies que concentraron la mayoría de la suspensión de trenes incluidos en los servicios mínimos en las dos primeras jornadas de huelga.

Además, sus servicios jurídicos y el departamento de recursos humanos analizan la apertura de más expedientes, que podrían conllevar desde la suspensión de cinco días de empleo y sueldo hasta el despido.

El Semaf asegura que todos los maquinistas con notificación de servicios mínimos acudieron a su puesto de trabajo y acusa a Renfe de propagar acusaciones «infundadas», a fin de eludir su responsabilidad.

A juicio del sindicato, la mala gestión de los servicios mínimos por parte de la empresa provocó que no se entregase la carta de servicios mínimos a muchos maquinistas durante las dos primeras jornadas de movilizaciones.

Ante la polémica suscitada, Renfe ha reforzado el sistema de notificación de las cartas de servicios mínimos de cara a los próximos días de huelga y, a partir de ahora, además del habitual sistema de correo electrónico certificado, los maquinistas recibirán un burofax y en mano de manera personal.

No obstante, la operadora defiende que el sistema de correo electrónico certificado (la aplicación lleida.net), que habitualmente utiliza para entregar las cartas de servicios mínimos prueba «de manera fehaciente» que se ha enviado y recibido la comunicación, así como el momento exacto de cada paso, incluida la apertura del mensaje.

Según Renfe, las comunicaciones electrónicas certificadas han sido creadas a lo largo de los últimos diez años para dotar de seguridad jurídica a quien envía un escrito y tiene el mismo valor que un burofax y total validez legal en España ante los tribunales de justicia y las administraciones públicas.



Fuente de la Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *