La Knesset da un primer paso para prohibir la apertura de Embajadas y Consulados en Jerusalén Este

La Knesset da un primer paso para prohibir la apertura de Embajadas y Consulados en Jerusalén Este


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles


Archivo – Parlamentarios de Israel durante una sesión en la Knesset (archivo) – Ilia Yefimovich/dpa – Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Gaza

La votación se ha llevado a cabo en el pleno del Parlamento y supone un apoyo preliminar que aún requiere otras tres votaciones para su aprobación

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) –

El pleno del Parlamento de Israel ha aprobado de forma preliminar un proyecto de ley que prohibiría la apertura de misiones diplomáticas extranjeras en Jerusalén –incluido Jerusalén Este– para dar servicio a la población palestina, en medio del nuevo impulso a nivel internacional sobre el reconocimiento del Estado de Palestina.

La votación sobre la propuesta de enmienda de la Ley Básica se saldó con 18 apoyos y siete votos en contra, por lo que será trasladada a la comisión de Constitución, Ley y Justicia para que la sopese. Aún serían necesarias otras tres votaciones de cara a su aprobación definitiva, según un comunicado publicado por la Knesset en su página web.

El texto recoge que la posible apertura de estas legaciones diplomáticas «podría socavar la soberanía de Israel en Jerusalén» y sostiene que «la norma a nivel mundial y la práctica en el Derecho Internacional, incluida la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, contempla que una misión diplomática no tenga permiso para dar servicio a residentes de terceros Estados o entidades sin permiso del Estado en el que opera».

«En Israel, a lo largo de su existencia, ningún gobierno ha dado permiso a la apertura de ninguna misión de una entidad extranjera que no pretenda dar servicio a sus residentes o a los residentes de Israel. El movito de ello es que podría crear una situación ‘de facto’ de Jerusalén como ciudad ‘compartida'», reconoce.

En este sentido, recuerda que «a día de hoy hay ocho misiones en Israel que dan servicio a israelíes y palestinos, pero fueron abiertas antes de la fundación del Estado», algo que incluye al Consulado General de España en Jerusalén, situado en el barrio de Sheij Yarrá, en Jerusalén Este e inaugurado en el siglo XIX.

La propuesta de enmienda ha sido presentada por los parlamentarios Zeev Elkin y Dan Illouz, quien ha defendido que el texto busca «bloquear herméticamente» la posibilidad de que los países abran Embajadas para Palestina en Jerusalén Este, según ha recogido el diario israelí ‘The Jerusalem Post’.

«No permitiremos a nadie, incluidos nuestros mayores aliados, establecer representaciones que den servicio a un Estado palestino imaginario, especialmente en Jerusalén», ha dicho, antes de insistir en que el objetivo del texto es «proteger Jerusalén, evitar su división y preservar la soberanía (de Israel sobre la ciudad)».

El ministro de Exteriores de Israel, Israel Katz, ha amenazado con el cierre del Consulado español si el Gobierno de Pedro Sánchez no acata su prohibición de que dé servicio a los palestinos, en el marco de las medidas impuestas por las autoridades israelíes después del reconocimiento por parte de España al Estado de Palestina, paso dado junto a Irlanda y Noruega y al que se ha sumado recientemente Eslovenia.

En respuesta, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, insistió el lunes en que el Gobierno no va a caer en las «provocaciones» de Israel, que no va a dejar sin respuesta, y apuntó al «estatus muy particular» del Consulado General en Jerusalén, creado «mucho antes de la existencia del Estado de Israel».

CRÍTICAS DE HAMÁS

Tras la votación, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), ha dicho que se trata de un «comportamiento vengativo sionista» y de «un intento de judaizar la Ciudad Santa y negar y eliminar la identidad nacional de los palestinos, su presencia política y su derecho inherente a la tierra y su capital histórica».

«Esta medida es inválida y es adoptada por una autoridad ilegal de ocupación sobre Jerusalén y nuestra tierra palestina», ha dicho el grupo islamista, que ha pedido a Naciones Unidas y al resto de la ocupación que rechacen este paso y que trabajen para «aislar» a Israel y «hacer frente a sus medidas fascistas», según ha informado el diario palestino ‘Filastin’, vinculado a Hamás.

El estatus de Jerusalén sigue siendo uno de los principales puntos de disputa de cara a un posible acuerdo de paz y es considerado un asunto de estatus final. A pesar de que Israel considera a la ciudad como su capital, la comunidad internacional –con contadas excepciones, incluido Estados Unidos– no lo hace y la solución de dos Estados contempla un Estado palestino en las fronteras de 1967 con Jerusalén como capital compartida entre ambos países.

Israel se hizo en 1967 con el control de Jerusalén Este –incluida la Explanada de las Mezquitas, conocida por los judíos como Monte del Templo–, en el marco de la Guerra de los Seis Días un paso no reconocido por la inmensa mayoría de la comunidad internacional, que considera que Jerusalén Este, Cisjordania y la Franja de Gaza están ocupadas ilegalmente por Israel.

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles