La reforma de las pensiones abre una brecha entre Macron y la mayoría de franceses




El presidente francés, Emmanuel Macron, se niega aparcar, como ya hizo en 2020, su iniciativa más impopular desde que llegó al poder: la reforma de las pensiones. El Consejo de Ministros, pese a las movilizaciones en la calle y a los sondeos adversos, adoptó este lunes la propuesta de ley para aumentar la edad de jubilación de 62 a 64 años a partir de 2030 y adelantar a 2027, ocho años antes de lo previsto, la exigencia de 43 años de cotizaciones para cobrar la pensión completa.

Seguir leyendo

Ver noticia en: elpais.com


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad