Los rebeldes cubanos mantienen la marcha cvica del 15-N pese a la prohibicin del Gobierno


Actualizado

El forcejeo entre la revolucin y los jvenes cubanos se mantiene tres meses despus del histrico estallido social del 11-J

Trabajadores con mascarilla en una calle de La Habana.Ramon EspinosaAP

No hay marcha atrs. El colectivo Archipilago, con el dramaturgo Yunior Garca Aguilera a la cabeza, mantiene el 15 de noviembre como fecha para las marchas cvicas por el cambio, pese a la prohibicin del gobierno. «Nuestra decisin personal ser marchar cvica y pacficamente por nuestros derechos. La respuesta del rgimen demuestra una vez ms que no existe en Cuba el estado de derecho, que no estn dispuestos a respetar ni siquiera su propia Constitucin y que violan los derechos humanos de los cubanos», respondi el grupo a travs de sus redes sociales.

El forcejeo entre la revolucin y los jvenes rebeldes se mantiene tres meses despus del histrico estallido social del 11-J. El castrismo, temeroso de la repercusin alcanzada hasta ahora por la convocatoria, (que no slo vuela en las redes sociales, ya que tambin es motivo de comentarios y apoyos en las calles), anunci el martes su prohibicin taxativa para que se lleven a cabo las marchas. Su respuesta hizo nfasis en que el sistema socialista impuesto en la isla es «irrevocable», tal y como dicta el artculo 4 de la nueva Constitucin.

«Los promotores y sus proyecciones pblicas, as como los vnculos de algunos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el gobierno estadounidense, tienen la intencin manifiesta de promover un cambio de sistema poltico en Cuba. La marcha anunciada (…) constituye una provocacin como parte de la estrategia de cambio de rgimen para Cuba, ensayada en otros pases», reza la respuesta gubernamental, entregada a los patrocinadores de la protesta en distintos puntos del pas. Una «provocacin» de personas sin legitimidad, segn el gobierno.

Previamente, el rgimen castrista ya haba decretado ejercicios militares para el 18 y 19 del mes que viene, adems de la celebracin del Da Nacional de la Defensa para el 20-N, primer da elegido por los promotores de tan atrevida iniciativa. Estos cuentan con el apoyo del Consejo de la Transicin Democrtica (CTDC), conformado por distintas organizaciones disidentes.

En una jugada de ajedrez poltico, los opositores adelantaron la fecha de la convocatoria a nivel nacional al 15-N, el mismo da que Cuba abre sus fronteras al turismo internacional tras disminuir el impacto de la pandemia en la isla.

En su comunicado, dirigido al propio Yunior Garca, la revolucin hace hincapi en que la Constitucin cont con el apoyo del 86,85% de los votantes y el consiguiente «derecho a combatir por todos los medios contra cualquiera que intente derribar el orden poltico, social y econmico establecido». Cuba es un rgimen de partido nico, el Comunista, con elecciones teledirigidas en todas sus fases, incluido el voto final en las urnas.

En paralelo a su decisin, la revolucin ha emprendido una campaa por tierra, mar, televisiones y redes sociales para desprestigiar a Yunior Garca, quien incluso sufri un esperpntico mitin de repudio al recoger en La Habana uno de los edictos del gobierno. «Yunior, en vez de paloma un cuervo», titulaba este mircoles uno de los medios oficialistas una semblanza sobre el dramaturgo, «hijo bastardo de una burguesa decadente y vulgar».

«Yo no le temo a la dictadura», respondi con templanza Garca, quien insisti a travs de sus redes en que «nos vemos el da 15. Yo no les temo a los camiones de basura, a los camisas negras, a los palos que exigen en cada centro de trabajo».

«La patria est por encima de cualquier sistema poltico», aadi la hispanocubana Carolina Barrero, historiadora del Arte que desde hace meses sufre el asedio constante de la Seguridad del Estado en torno a su vivienda habanera.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Ver noticia en: www.elmundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *