los soldados británicos ya manejan camiones cisterna con combustible ante la falta de choferes


Una nueva misión para los soldados británicos tras el Brexit. Al menos 200 de ellos conducen desde este lunes enormes camiones tanques de combustible para abastecer a las estaciones de servicio para suplir la escasez de conductores que ha provocado el Brexit y, especialmente, el fin de la libertad de movimiento de personas entre la Unión Europea y el reino.

Aproximadamente 200 militares, la mitad de ellos conductores, se han desplegado como parte de la Operación Escalin, en un esfuerzo por aumentar el número de conductores de camiones cisterna, que eran europeos y ya no viven en el reino.

Gran Bretaña se ha quedado sin combustible en sus estaciones de servicios, sin carniceros y con las góndolas de los supermercados vacías por la pesadilla logística que esta escasez de mano de obra que se ha ido ha creado.

Un drama que se extiende a los granjeros, que no pueden recoger sus cosechas de vegetales, legumbres o frutas, de los hoteleros, bares y restaurantes que no consiguen personal, que era europeo y con bajos salarios . Los británicos se niegan a hacer esos trabajos.

Escasez de combustible en Gran Bretaña. Foto Bloomberg

La crisis del combustible en algunas partes del Reino Unido es «todavía un desafío», advirtió un jefe de la gasolina. Las fuerzas armadas fueron reclutadas para ayudar a entregar combustible, en medio de la escasez de conductores, que se están entrenando.

Los miembros de las fuerzas armadas llegaron al depósito de petróleo de Buncefield, en Hemel Hempstead, esta mañana. Los soldados, de uniforme y con máscaras faciales, fueron vistos caminando cerca de las puertas de la terminal de almacenamiento de petróleo de Hertfordshire.

La Asociación de Minoristas de Gasolina (PRA), que representa a casi 5.500 de las 8.000 estaciones de servicio del Reino Unido, dijo que una quinta parte de las gasolineras en la capital y sus alrededores aún estaban cerradas, mientras que la situación se había aliviado en otras partes del país.

Los ministros han dicho a la industria que utilice urgentemente la capacidad adicional de los conductores del ejército para priorizar las entregas a la capital y el sureste.

¿La escasez continúa?

Kwasi Kwarteng, el secretario de comercio británico, dejó en claro a los proveedores que el personal adicional debería usarse para liberar a otros conductores, para priorizar aquellas partes del país que enfrentan la mayor escasez.

«Necesitamos ver un rápido aumento de suministros a Londres y el sureste», dijo una fuente del gobierno. «Se ha dejado muy claro a la industria que la capacidad adicional de las fuerzas armadas debe utilizarse para llevar camiones cisterna a aquellas áreas donde todavía hay una escasez significativa de gasolina».

Hasta ayer por la mañana, el 22 por ciento de las estaciones de servicio en la región más poblada del Reino Unido estaban secas, mientras que la BBC informó que solo el 60 por ciento tenía ambos grados de combustible disponibles.

El Brexit provocó el fin de la libre circulación y la falta de choferes. Foto AP

El Brexit provocó el fin de la libre circulación y la falta de choferes. Foto AP

La mayoría de las tropas, que han estado en espera desde la semana pasada, están trabajando en Londres y el sureste, donde persiste la peor escasez.

La Asociación de Minoristas de Gasolina (PRA) dijo que la situación del combustible en Londres y el sureste sigue siendo «desafiante», a pesar de que la escasez está disminuyendo en gran parte del país.

Un comunicado del director ejecutivo Gordon Balmer dijo: «Las cifras de hoy muestran que la situación sigue siendo desafiante en Londres y el sureste, a pesar de una mejora marginal: el 52% de los sitios tienen ambos grados de combustible disponibles, el 18% solo tiene un grado y 20 % están secos”.

«En el resto del país, sin embargo, ha habido una mejora notable desde ayer, con el 86% de los sitios con ambos grados de combustible gracias a las entregas constantes y la estabilización de la demanda, el 6% solo tiene un grado y el 8% está seco«, aseguraron los minoristas de gasolina en su comunicado.

En plena conferencia conservadora, el gobierno insiste en que la crisis del suministro de combustible «prácticamente ha terminado» en algunas partes del Reino Unido. Pero los problemas persisten en el sudeste.

La crisis del combustible se calma, pero «sigue siendo crítica» en algunas partes del Reino Unido, a medida que se extienden las visas para conductores extranjeros.

Muchos de ellos se han capacitado con la empresa de logística petrolera Hoyer en Thurrock, Essex. Finalmente el primer ministro Boris Jonnson cedió.

El gobierno autorizó visas excepcionales para camioneros extranjeros. Foto AFP

El gobierno autorizó visas excepcionales para camioneros extranjeros. Foto AFP

Autorizó visas excepcionales para camioneros extranjeros, en un masivo cambio de opinión.Intenta salvar una Navidad escasa, góndolas vacías, sin pavos, sin cerdos, mal humor social y las colas en las estaciones de servicio, justo cuando la conferencia conservadora evalúa su gestión de la pandemia y pos Brexit.

Extranjeros

Nuevas leyes migratorias permitirán que lleguen 300 conductores de camiones tanques extranjeros y se queden hasta marzo. Desde los finales de octubre van a llegar 4.700 camioneros extranjeros y se irán al final de febrero. Todos estos movimientos para impedir que se repita lo que pasa hasta ahora: la logística, la falta de camiones, ha cortado la cadena de producción.

Los ministros se han enfrentado a críticas por no enviarlos antes a los militares, después de una ola de compras de pánico, provocada por informes de que los suministros a las estaciones de servicio estaban siendo afectados. Eso generó el caos en las explanadas de las gasolineras .

Más automovilistas hacían cola en una gasolinera Esso en Ashford, Kent, a pesar de las garantías de que la crisis casi ha terminado.

«Estamos trabajando en estrecha colaboración con la industria para ayudar a aumentar las existencias de combustible. Hay signos de mejora en las existencias promedio de las estaciones de servicio en todo el Reino Unido con la demanda que continúa estabilizándose», dijo un vocero del gobierno.

Cuando se le preguntó cuándo los suministros de combustible volverían a la normalidad, el vocero de Downing St, sede del gobierno, dijo que no podía poner una fecha, ya que dependería de la demanda.

El portavoz oficial del primer ministro agregó: «Estamos dando todos los pasos posibles para reforzar el suministro. Estamos entregando un suministro significativamente por encima de los niveles normales todos los días, y continuaremos haciéndolo las 24 horas del día». día.»

Problemas en Navidad

La escasez de alimentos y combustible podría continuar hasta Navidad, admitió Boris Johnson. Prometió mantener «todas las opciones sobre la mesa» para resolver el problema.

El primer día de la conferencia del Partido Conservador en Manchester, el primer ministro sugirió que podrían pasar meses antes de que las cadenas de suministro vuelvan a la normalidad.

Cuando se le preguntó en The Andrew Marr Show en BBC1 sobre una advertencia de Rishi Sunak, el canciller, de que la interrupción puede continuar hasta Navidad, Johnson dijo: «Rishi siempre tiene razón en todo lo que dice». Añadió apresuradamente: «Depende de cómo interpretes lo que está diciendo».

Cuando se le preguntó sobre las dificultades de la cadena de suministro, el primer ministro dijo que las empresas privadas tenían que asumir una parte de la responsabilidad de solucionar la escasez, ya que el gobierno «no puede intervenir y arreglar todos los aspectos de la cadena de suministro».

«Al final, esas empresas, esas industrias, son los mejores solucionadores de sus propios problemas de cadena de suministro» alertó.

Un problema ideológico

Hoy Rishi Sunak, el Chancellor de las finanzas , le dijo a Times Radio: “No creo que nadie planee tener desafíos en la cadena de suministro como los que estamos viendo. Creo que nadie quiere ver eso. No creo que sea justo, pero en términos más generales ¿Todos queremos ver una economía de mayor habilidad y salarios más altos? Por supuesto que sí”.

«No queremos simplemente incumplir, hacer un gesto instintivo, tirar de la palanca de la inmigración. Pero, dicho esto, queremos ser pragmáticos. Por lo que a corto plazo, sabemos que hay algunos desafíos» dijo el Chancellor de las finanzas británico .

Liz Truss, la canciller le puso el tinte Brexitier a la escasez. En un evento complementario de la conferencia conservadora organizado por The Daily Telegraph, Truss dijo que Johnson no era «responsable de lo que había en las tiendas».

“No creo en una economía de mando y control. Así que no creo que el primer ministro sea responsable de lo que hay en las tiendas. Por eso tenemos una economía de libre empresa » dijo.

Chris Loder, el diputado Tory de West Dorset, dijo allí que la escasez era una «oportunidad» para destruir las cadenas de suministro de los supermercados, ya que eran «depredadores comerciales».

“Sé que puede que no lo parezca en el plazo inmediato, pero es de nuestro interés a medio y largo plazo que estas cadenas logísticas se rompan.“Significará que el granjero de la calle podrá vender su leche en la tienda del pueblo, como lo hicieron hace décadas. Es porque estos depredadores comerciales, es decir, los supermercados, lo han eliminado y me gustaría que eso regrese«, argumentó.

Más visas

Johnson no descartó la emisión de más visas temporales a los trabajadores de la UE.La semana pasada, los ministros anunciaron 5.000 visas adicionales para conductores de vehículos pesados ​​y 5.500 para trabajadores avícolas, que vendrán de Europa hasta Navidad.

Cuando se le preguntó si se podrían emitir más, el primer ministro dijo: “Daremos cada paso como venga. Estamos allí para apoyar a las industrias que están teniendo dificultades. Pero depende fundamentalmente de ellos encontrar el camino a seguir».

Pero detrás de esta escasez está el concepto económico populista de los Brexitiers y de su líder, Boris Johnson, que quieren recrear otra economía. En declaraciones a Marr, reconoció que la economía enfrentaba «tensiones y tensiones». Pero dijo que era el resultado de dejar el «modelo roto» que existía antes del Brexit.

«Habrá un período de ajuste. Pero eso es lo que creo que debemos ver», aseguró el primer ministro.

Johnson dijo que «lo que no se puede hacer es volver al modelo de la economía del Reino Unido que tuvimos durante décadas, que básicamente permitía que los trabajos de bajos salarios y baja calificación fueran respaldados por una inmigración incontrolada».

«Te diré por qué no. Eso llevó a que el Reino Unido tuviera una productividad comparativamente muy baja, salarios muy bajos. Ese no es el camino a seguir porque deberíamos ser una economía de alta productividad y alta cualificación. Eso es lo que vamos a ser «.

PB



Ver noticia en: www.clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *