Motociclismo | Acosta se cuela en la fiesta de Rossi


Pedro Acosta rodando en la sesión de entrenamientos libres de ayer en Cheste, con la imagen al fondo de Valentino Rossi. / RED BULL KTM AJO

Motociclismo

El ‘Tiburón’, quinto en los libres de ayer, es el más buscado en Valencia, donde el italiano dice adiós

Francisco J. Moya

El mazarronero Pedro Acosta es el piloto más buscado estos días en Valencia, donde acaba el Mundial de 2021 y se despide para siempre el italiano Valentino Rossi. Uno, de 17 años, acaba de llegar. El otro, de 42, se está marchando. Así, ambos tienen motivos para festejar este fin de semana en el circuito de Cheste. Más de 400 fans del nuevo campeón mundial de Moto3 llegados de toda la Región de Murcia darán colorido a la tribuna azul del trazado valenciano. Cerca de 100.000 abarrotarán las gradas en un día histórico, el de la despedida del icono italiano, el hombre que cambió para siempre la historia del deporte de las dos ruedas.

Acosta empezó bien. Ayer fue quinto en la primera sesión de entrenamientos libres. Se quedó a 332 milésimas del más rápido, el joven Izan Guevara cno 1:39.516. Obtuvo el ‘Tiburón’ de Mazarrón un mejor tiempo de 1:39.893, y solo fue superado por el citado Guevera, por Darryn Binder (1:39.609), por Andrea Migno (1:39.754) y por Filip Salac (1:39.770). El italiano Dennis Foggia, rival de Acosta por el título hasta el pasado domingo, fue penúltimo, con 1:40.975.

Por su parte, Fermín Aldeguer, piloto de La Ñora, vivió una primera jornada rara en Cheste, con altibajos propios de sus 16 años. En la FP1 del viernes logró el octavo mejor crono, pero en la FP2 su ritmo empeoró y acabó en la 22ª plaza. En Moto2, la categoría en la que compite Aldeguer con el equipo Speed Up y una moto Boscoscuro, todavía está el título en juego.

En Moto2, el murciano Fermín Aldeguer hizo un 8º y un 22º en una primera jornada que arrancó con lluvia

Adiós a un icono

Con todo, el adiós de Valentino Rossi es la gran noticia del fin de semana en Valencia. «Su marcha marcará un antes y un después, pero lo que nos queda es un legado histórico que solo está al alcance de los elegidos. Ha conseguido atraer a gente que nunca seguía las carreras de motos y eso es de agradecer. Hemos crecido con sus gestas y esta generación acabó enamorada del motociclismo gracias a sus celebraciones y su carisma. Sería injusto olvidarlo». Estas palabras son de Carmelo Ezpeleta, máximo responsable de Dorna, la empresa encargada de gestionar los derechos del Mundial de motociclismo desde 1992, en un periodo en el que el deporte de las dos ruedas ha dado un salto espectacular organizativa, mediática y tecnológicamente.

Y de repercusión, en gran parte por la irrupción en 1996 en el campeonato del piloto del que habla Ezpeleta en este extracto de su prólogo a una obra publicada estos días por la revista española especializada ‘Motociclismo’, centrada en el protagonista del cierre de la actual temporada.

A Valentino Rossi se le puede situar a la altura de Michael Jordan, Muhammad Ali, Tiger Woods o Ayrton Senna

Se despide Valentino Rossi, el mítico dorsal 46, ‘Il Dottore’, nueve veces campeón del mundo -una en 125cc, 250cc y 500cc, seis en MotoGP-, ganador de 115 grandes premios, autor de 235 podios y protagonista de innumerables momentos en las 26 campañas en las que ha formado parte de un campeonato al que llegó con 17 años y que deja a los 42. Momentos en forma de victorias, de peleas por ganar, de rivalidades que llenaron páginas y páginas, de celebraciones en trazados en los que el amarillo ha reinado siempre. Acudir a cualquier circuito del mundo es entender la dimensión de un personaje que en la esfera del deporte mundial se puede situar a la altura de nombres como los de Michael Jordan, Muhammad Ali, Tiger Woods o Ayrton Senna, teniendo en cuenta lo que supusieron estos para sus distintas especialidades.

«Creo que lo más positivo de mi carrera es que mucha, mucha gente ha empezado a seguir MotoGP para seguirme desde el inicio, y el deporte ha ganado en importancia, en Italia pero también por todo el mundo. Es bonito entender que durante mi carrera me he convertido en algo distinto, en una especie de icono, y eso me da mucho placer. Para un piloto lo más importante es lo que sucede en la pista y los resultados, pero esto es lo mejor que he cosechado en mi carrera», aceptaba Rossi el jueves sobre lo que ha supuesto para el motociclismo.

Ver noticia en: www.laverdad.es

Deja una respuesta