Sánchez abre un nuevo tiempo para ser investido y los independentistas aprietan

Sánchez abre un nuevo tiempo para ser investido y los independentistas aprietan


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





Finalizado el ciclo de Alberto Núñez Feijóo– que ganó las elecciones generales, pero ha perdido en su pleno de investidura- comienza un nuevo tiempo político con Pedro Sánchez como protagonista y más que previsible nuevo candidato a la Presidencia del Gobierno tras la ronda de consultas con el rey que se celebrará el lunes y martes próximos. 

La investidura del presidente del PP era la crónica de una muerte anunciada, aunque Génova le saca algo positivo ya que creen que Feijóo sale reforzado como líder del partido. Desde el PSOE puntualizan y añaden: sale reforzado como líder de la oposición. Porque los socialistas siguen viendo como único posible presidente del Gobierno a Sánchez, que arrancará, ahora ya sí de forma oficial, unas negociaciones que de forma oficiosa ya están en marcha desde hace semanas. 

Y ahora ya sí, hay que apretar el acelerador porque hay plazos claros: Sánchez tiene hasta el 27 de noviembre– una eternidad en política- para cerrar un acuerdo con los partidos que precisamente le han dado la espalda a Feijóo. El socialista debe convencer al bloque formado por PSOE, Sumar, ERC, Junts, EH Bildu, PNV y el BNG para que le den su ‘sí’ en un nuevo pleno de investidura al que el PSOE, de momento, no pone fecha.

ERC y Junts redoblan la apuesta y tensan la negociación

Y no lo hacen precisamente porque en las últimas horas los independentistas han redoblado su apuesta y, bien por escenificación de máximos en la negociación o bien porque no van a bajarse de ahí, plantean unas condiciones imposibles de aceptar por el PSOE.

Si la amnistía parecía el final de la negociación entre socialistas e independentistas, ahora estos últimos la plantean como el punto de partida para su objetivo final sin el cual, dicen, no apoyarán a Sánchez y este no es otro que un referéndum de autodeterminación para Cataluña.

De momento el PSC ha sido claro para rechazar esta condición y el líder, Salvador Illa, se ha mostrado contundente: «Si hay que ir a elecciones, iremos».

Se tensan así las cuerdas y se complica la negociación después de unas semanas en las que el propio Sánchez ha mostrado una total convicción de ser investido y ha repetido en varias ocasiones que habrá «muy pronto» y «seguro» un gobierno progresista. 

Incluso desde el PSOE plantean negociar con Coalición Canaria, que le ha dado su ‘sí’ a Feijóo en la investidura, para llevar a los canarios hasta ese otro bloque posible, que los socialistas no solo buscan sea de investidura sino de legislatura.

Con ese voto de CC a Sánchez le valdría con la sola abstención del partido de Carles Puigdemont, pero los socialistas trabajan para conseguir el ‘sí’ de Junts y el resto de grupos y ser investido en una primera votación con una mayoría de 178 votos, la misma que ahora le ha dicho a Feijóo ‘no’. 

El PSOE avisó: Sánchez hablaría «claro» tras la investidura de Feijóo

Todas las veces que en las últimas semanas se ha preguntado al PSOE y al propio Sánchez sobre las condiciones de los independentistas, la respuesta ha sido la misma: era el tiempo del candidato Feijóo y hablaría cuando pasara su investidura, que nunca han visto como un peligro real. De hecho dijeron que cuando pasara este pleno investidura, el propio Sánchez hablaría «claro» sobre la amnistía. Pues ese momento ya ha llegado. 

De momento se han dado pistas, pocas, y se han hecho referencias más o menos veladas a la posibilidad de aprobar una amnistía a los líderes del ‘procés’. En unas declaraciones a la prensa en Nueva York, el presidente en funciones dejó la puerta abierta y allanó el camino de la amnistía de forma un tanto críptica: “Voy a ser coherente con la política de normalización y estabilización de la situación política en Cataluña. Y estoy diciendo mucho”.

Ese mismo día desde ERC se dijo con claridad que la amnistía «ya está pactada» y aunque los socialistas nunca confirmaron este extremo, tampoco lo desmintieron. 

El diputado socialista Óscar Puente, convertido en portavoz del PSOE por sorpresa esta semana, ha sido uno de los más claros al respecto. En una entrevista en TVE ha afirmado que se debe «valorar» esa amnistía a los líderes del ‘procés’ para «devolver a la política» a quien se «salió de la legalidad».

Incluso quien está llamada a repetir como vicepresidenta del gobierno de coalición, Yolanda Díaz, se desplazó hasta Bruselas para entrevistarse con Carles Puigdemont y desde Sumar defienden abiertamente esa amnistía. Que en ese momento el expresident no planteara como exigencia un referéndum se vio con buenos ojos, pero la resolución aprobada en el Parlament en la que lo ponen como línea roja ha sido un jarro de agua fría para los socialistas.

A nadie se le escapa que Junts y ERC mantienen su propia batalla para su público independentista y que la repetición electoral en Cataluña siempre es una posibilidad cierta. Además, ahora todos deberán dar cualquier paso- también el PSOE- pensando en la posibilidad más que real de elecciones a principios de 2024. 

Investidura de Sánchez ¿en octubre?

En los últimos días los socialistas habían lanzado la idea de un pleno de investidura «pronto», en octubre mejor que en noviembre, pero los últimos movimientos en Cataluña han eliminado las prisas. 

Así, fuentes socialistas a TVE han afirmado que de la ronda de consultas de la semana que viene puede no salir una fecha y esperar a que madure esa negociación abierta. Estas mismas fuentes apuntan a que el líder del PSOE explicará al rey que mantiene una negociación «con posibilidades de investidura» y «eso es algo que no pudo decir Feijóo» al monarca. Desde el PSOE ahora prefieren esperar para atarlo mejor: «Iremos cuando tengamos que ir». 

Está por ver ahora si el propio Sánchez toma en primera persona las riendas de la negociación de su investidura o sigue delegando en Félix Bolaños, María Jesús Montero y Santos Cerdán para convencer a los partidos nacionalistas e independentistas de que es mejor no ir a elecciones. Y en este punto el foco no va solo dirigido a Cataluña sino también al País Vasco porque el apoyo del PNV y de EH Bildu también es clave para Sánchez.

Feijóo pide urnas antes que amnistía 

El líder del PP, minutos antes de ser rechazado por el Congreso, avisó al PSOE de que no cuente con una abstención para que Sánchez sea investido y ha reclamado que España vaya a una repetición electoral antes que aprobar una amnistía que no tiene, ha recalcado, el «consentimiento» de los españoles.

Considera el PP más «decorosa» la opción de la repetición electoral en la que Sánchez deje claro si va a admitir la amnistía y el referéndum de autodeterminación en Cataluña: «Si quieren hacerlo, logrenlo en las urnas con transparencia y claridad, dejando a los españoles que decidan». 

Fracasada su investidura, el presidente del PP enfocará ahora su oposición a esas condiciones que los independentistas plantean a Sánchez que considera una «amenaza al orden constitucional» y una «degradación moral y política».

El siguiente hito será la manifestación convocada por Sociedad Civil Catalana el próximo domingo 8 de octubre, para la que el PP no ha confirmado todavía la asistencia de Feijóo.

Así las cosas, las próximas semanas se resolverá el misterio sobre hacia donde se dirige la gobernabilidad en España: si hacia un nuevo periodo electoral, con una campaña de una sola semana que arrancaría la noche de los Reyes Magos– o un nuevo gobierno de Sánchez muy dependiente para cualquier votación de los partidos independentistas y nacionalistas. 

Fechas clave en el calendario: 

  • 2 y 3 de octubre: Felipe VI afronta una nueva ronda de consultas para designar un nuevo candidato, previsiblemente Pedro Sánchez.
  • 31 de octubre: Este día la princesa de Asturias jura la Constitución en el Congreso. Por la solemnidad del acto algunas fuentes socialistas habían apuntado a su preferencia a que para esta fecha la investidura de Sánchez estuviera resuelta, pero añaden que este hito no marcará el calendario de la negociación.
  • 27 de noviembre: Fecha límite para que Sánchez o cualquier otro candidato consiga los apoyos para ser investido en el Congreso. Pasado ese plazo, el rey disuelve las Cámaras y nuevas elecciones.
  • 5 de enero: La noche de Reyes arrancaría una campaña electoral reducida de una sola semana, que finalizaría el 12 de enero.
  • 14 de enero: Fecha de celebración de las nuevas elecciones generales.

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles