Sergio Iacomoni, un ‘nuevo Nerón’ que sueña con el Capitolio


Roma
Actualizado:

Guardar

Nerón regresó a Roma. Sergio Iacomoni, de 69 años, conocido desde joven como Nerón y al frente de su Movimiento Histórico Romano, intentó conquistar el Capitolio, una de las siete colinas de Roma, donde tiene su sede el Ayuntamiento. Con el apoyo de su Lista Nerón, compuesta por 48 personas, fue uno de los protagonistas de las
elecciones celebradas el domingo
y lunes en casi 1.200 municipios, capitalizando Roma la mayor atención. En una triste y gris campaña electoral, Iacomoni, un exempleado de la Banca de Italia, casado y con cuatro hijos, presidente del susodicho partido, que fundó en 1994, puso al menos una nota de color e ironía, no exenta de seriedad, a la contienda en

 las urnas. Su programa, llamado ‘Las XII tablas de la lista de Nerón’, va desde la exaltación de Roma al relanzamiento de la historia y la cultura, hasta la solución de la recogida de residuos. Este es, junto al transporte, uno de los problemas más graves de la capital, pues la basura se acumula a menudo en algunos barrios, atrayendo con frecuencia a los jabalíes.

En su primera tabla, la Lista Nerón propone honrar a la historia y el pueblo de Roma recordando a los héroes y también a sus enemigos más acérrimos, como Aníbal, Viriato, Alarico y Atila, entre otros.

La Lista
Nerón
solo puede entenderse en una ciudad como Roma, con una gran identidad y fuerte personalidad. Tanto es así que ha impuesto su propio acento y jerga a la industria cultural italiana. A los romanos, dotados de ironía y descreídos porque las han visto de todos los colores en su historia milenaria, les gusta criticar Roma. Pero al mismo tiempo, consideran que ser romano, haber nacido en la Ciudad Eterna, es lo más grande que le ha podido ocurrir a un ser humano. Hablan de su historia y citan a Augusto, el primer emperador romano, como si lo hubieran visto el día anterior junto al Tíber. Dicen que Rómulo es el primero de los siete reyes de Roma, el que la fundó, pero añaden que el último es Francesco Totti, el exfutbolista del Roma. Tan orgullosos están de sí mismos que están convencidos de que Totti es más fuerte que Ronaldo o Messi.

A los romanos les gusta ver revalorizada su rica historia e identidad. Este discurso ha hecho la fortuna del candidato del centro derecha, Enrico Michetti, un locutor de radio, un tribuno radiofónico, abogado del partido Hermanos de Italia, liderado por Giorgia Meloni. Personaje apenas conocido, Michetti se hizo popular y resultó ganador en el primer turno electoral, con un discurso rememorando el glorioso pasado romano y apostando por seguir ese camino: «Basta pensar en cómo los grandes Césares y los Papas veían a Roma: nunca hubieran construido las pirámides porque no eran de utilidad pública, construyeron puentes, carreteras, acueductos, anfiteatros para el bienestar de los ciudadanos».

Iacomoni se siente orgulloso de su apodo con evocación neroniana. Aunque no lo absuelven de sus atrocidades, los historiadores reescriben hoy la historia del último emperador de la dinastía Claudia. Marisa Ranieri Panetta, arqueóloga y estudiosa de Nerón, afirma: «Desde el punto de vista arquitectónico y urbanístico, Nerón dio una impronta grandiosa y escenográfica a Roma».

El antiguo emperador tenía además un gran sentido de la propaganda. De ello parece que aprendió Iacomoni. Sabía que era imposible conquistar el Capitolio. Pero gracias a Nerón se ha hecho popular.

Ver los
comentarios



Ver noticia en: www.abc.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *