Tajo-Segura | El Trasvase estará cerrado otra vez, durante tres meses, por obras de mantenimiento


El Trasvase Tajo-Segura, a la altura de Santomera, en una fotografía de archivo. / Ros Caval / AGM

El Ministerio vuelve a recortar la asignación máxima del Tajo-Segura y autoriza 12 hectómetros para octubre

Manuel Buitrago

El acueducto Tajo-Segura volverá a estar cerrado, este vez durante tres meses, debido a las
labores de reparación y mantenimiento de la infraestructura, según ha informado esta tarde el Ministerio para la Transición Ecológica, al dar cuenta de la reunión de la Comisión Central de Explotación. El departamento de Teresa Ribera, como en situaciones anteriores, autorizó
un desembalse de 12 hectómetros con cargo a las demandas de octubre en la cuenca del Segura, 8 menos del máximo que prevén las reglas de explotación en el actual nivel de reservas en la cabecera del Tajo. El recorte irá a cargo de los regadíos del Levante, ya que
la mayor parte de ese volumen se destinará a abastecer a la población.

Durante la reunión de la Comisión, celebrada de forma telemática, el representante de la Confederación Hidrográfica del Tajo ha comunicado que está previsto realizar trabajos de mantenimiento y reparación de averías durante los próximos tres meses. Durante ese tiempo,
Naturgy también prevé la realización de labores de mantenimiento, «por lo que resulta necesaria la parada de la central de bombeo de La Bujeda durante aproximadamente diez semanas», señala el comunicado del Ministerio.

Este cierre temporal del acueducto se ha calculado pensando en las existencias de agua del Tajo que quedan en la cuenca del Segura de derivaciones anteriores, unos 90 hectómetros, ya que de lo contrario puede haber problemas de suministro para abastecimientos y regadíos.

Aunque la impulsión principal de La Bujeda es la que se verá afectada,
los regantes opinan que eso repercutirá en el funcionamiento del resto del canal. El bombeo de La Bujeda forma parte del sistema de explotación de la cabecera, y sirve para elevar hasta el acueducto el agua de Entrepeñas y Buendía.

Se da la circunstancia de que el Trasvase estuvo cerrado durante seis meses –entre octubre del año pasado y marzo del actual– debido a la reparación de unas filtraciones en este mismo embalse, que forma parte del punto de arranque del canal.

La Comisión, por otra parte, ha constatado que a fecha 1 de octubre el sistema estaba en el Nivel 3 de situación hidrológicas excepcional. Es probable que en enero entre en el Nivel 2 con el aumento de reservas. Indicó, asimismo, que en la cuenca del Segura existe un volumen de 89,67 hectómetros de agua trasvasada, disponible para abastecimientos y regadíos.

Ver noticia en: www.laverdad.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *