Todo lo que imaginas, donde no te lo imaginas


 

El pasado mes de octubre tuve el privilegio de ser invitada, junto con otros Asesores de Viaje, a la Feria Turiberia 2021, I Congreso de Turismo Ibérico, que se celebraba en Badajoz, en Ifeba, del 04 al 07 de noviembre 2021…Y allí que fui yo!!!

 

 

[Img #86711]

 

Así, de entrada, para los habitantes de Murcia, Extremadura queda muy lejos y está muy mal comunicada por tierra y por aire. Cuesta trabajo aceptar que nos queda más cerca en tiempo Nueva York, y quizá sea por esto que desconocemos sus secretos, pero si decidimos ir,  y se hace el esfuerzo, siempre predominan las estancias en Cáceres capital, o en sus imprescindibles pueblos: Trujillo, Guadalupe, Plasencia, o su Comarca de La Vera (competencia murciana por el famoso pimentón), o el Valle del Jerte (competencia de Cieza por sus Cerezos en Flor)….pero Badajoz….salvo visitar Mérida y su Teatro Romano…¿qué se nos ha perdido en Badajoz?... ¡Qué ilusos somos!, yo la primera… pero me ratifico, en mi idea sensata, de que todas las provincias españolas tienen algo que nos engancha, y es por esto, que esta semana nos vamos de viaje por España, sobre todo, pensando en los lectores más amantes del transporte en coche, de la cercanía, del idioma, de nuestra gastronomía, y menos dispuestos a pasear aeropuertos y a traspasar fronteras, más aún, en estos tiempos donde la pandemia sigue sin querer dejarnos transitar a nuestro libre albedrío.

 

Badajoz, ya de entrada, es la provincia española más extensa del territorio nacional, y perfectamente comunicada, a 10 km escasos, de la frontera con Portugal, concretamente con la Región del Alentejo (“más allá del Tajo”), donde tendremos a tiro pueblos Patrimonio de la Unesco, como Elvas y Évora, pudiendo añadir Campo Maior y Olivenza, para poder disfrutar de un maravilloso triángulo sin apenas distancia y sin desperdicio alguno.

 

[Img #86712]

 

Los paisajes son espectaculares, con esas dehesas infinitas, llenas de encinas y alcornoques, que, en la época de la montanera se llenan de bellotas, para servir como pasto a nuestro cerdo ibérico, que nos permitirá disfrutar de esos exquisitos jamones, paletillas y embutidos con Denominación de Origen Dehesa de Extremadura.

 

La primera vez, que mi amigo Juanjo, compañero de profesión en Badajoz, me habló de Safaris en Extremadura, lo tomé por loco prepotente… ¿Tanzania o Kenia versus Badajoz?… ¿Really? …, sin embargo, ahora admiro esa capacidad que tienen los pacenses de reinventarse y sacarle partido a sus posibilidades. No verán un león allí, o un rinoceronte, pero si tienen ocasión de disfrutar de un Safari del Toro, o de un Safari del Jamón, les garantizo que la experiencia no les será indiferente en absoluto y aprenderán detalles sorprendentes, de la mano de los mejores profesionales, ganaderos y cortadores de jamón de renombre internacional (más información en www.viajescombos.com).

 

[Img #86720]

 

[Img #86719]

 

La capital, tierra de conquistadores, es atravesada por una arteria llamada río Guadiana, que cruzan diferentes puentes antiguos (romanos) y modernos. Es obligatorio perderse por su Judería en el Casco Antiguo: Alcazaba, Catedral de San Juan, la Plaza Alta, considerada como una de las diez más espectaculares de toda España, con sus Casas Coloradas y su antigua Casa Consistorial, y pueden presumir de tener incluso ¡Una Giralda!, en la Plaza de la Soledad. Es una réplica a escala, de la popular Giralda de Sevilla, encargada por el comerciante Don Manuel Cancho, para que su esposa no sintiera lejana su Sevilla natal.

 

[Img #86713]

 

[Img #86714][Img #86716]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y esas murgas, por Carnavales, comparables a las chirigotas de Cádiz, que sacan de las entrañas de los pacenses su faceta más picaresca y divertida, y que convive con el flamenco de la Andalucía vecina. Y esa hospitalidad que irradian… y esa gastronomía… ¡Ay esa gastronomía!¡ahí quería yo llegar! Ahí, ahí …Y por eso me lo he dejado para el final (jajaja). Las migas extremeñas, los embutidos ibéricos, con su típica morcilla patatera, picante y no picante, y su morcón con pimentón, los quesos, sobre todo La Torta de la Serena, su bacalao dorado, adoptado de la vecina Portugal, su caldereta de cordero, sus vinos, su licor “Amarguiña” hecho a base de almendras amargas y típico del Alentejo, pero, sobre todo, y, ante todo, SU JAMÓN IBÉRICO con mayúsculas. Es, o no, “¿Todo lo que te imaginas, dónde no te lo imaginas”?

 

[Img #86715]

 

[Img #86717][Img #86718]

 

Ver noticia en: murciaeconomia.com

Deja una respuesta