vídeos de soldados israelíes riéndose de los palestinos

vídeos de soldados israelíes riéndose de los palestinos

[ad_1]




Continúa la polémica con los vídeos de soldados israelíes riéndose de los ciudadanos palestinos, en plena guerra. Muchos de los vídeos, que ahora se hacen virales, muestran a los soldados con ropa interior femenina de mujeres en cuyas casas han entrado tras los ataques. 

En los vídeos se puede ver como, por ejemplo, un soldado posa con su arma y el gesto del pulgar hacia arriba frente a una cama llena de lencería. En otro, se puede ver que estos aparecen sonriendo con maniquíes sin ropa y haciendo comentarios impropios, especialmente, en una situación de guerra.

Ante estos hechos, la portavoz de la ONG israelí Btselem, Dror Sadot, expresa a TVE que siente «repulsión por lo que veo, pero también por la política y por todo lo que está sucediendo en Gaza».

Hechos que podrían constituir delito

Asimismo, otro vídeo que circula por las redes sociales es uno en el que un soldado israelí está sentado en un sillón, en una habitación de una casa en Gaza, y sonríe mientras acerca con su arma una prenda de ropa interior de raso a la boca de su compañero. Estos vídeos están alcanzando visualizaciones masivas y se pueden encontrar fácilmente en todas las redes sociales.

Por su parte, una abogada especializada en derechos humanos, Sara Dill, asegura que «conociendo las creencias de la mayoría de mujeres en Gaza, que se cubren y son conservadoras, estas imágenes en las que muestran una parte de su intimidad, tienen una intención maliciosa» y recalca que «los soldados lo saben».

Así como, algunos abogados dicen que estos vídeos podrían ser constitutivos de delito porque podrían estar violando la Convención de Ginebra, la cual regula el trato que se debe dar a la población civil en tiempos de guerra.

Debido al revuelo causado, el Ejército israelí investiga desde hace tiempo este tipo de comportamientos y prometió semanas atrás cancelar esas publicaciones, sin embargo, lo cierto es que ese tipo de vídeos se multiplican. Además, las plataformas donde se publican no parece que hayan hecho ningún esfuerzo en eliminarlos.

Fuente

[ad_2]