‘Western dragons’, forajidos, dragones y cowboys que hablan la lengua de signos

‘Western dragons’, forajidos, dragones y cowboys que hablan la lengua de signos


Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy





Uno de los proyectos más interesantes que se han presentado en este Weird Market, que se celebra en Valencia, es Western Dragons, un largometraje que combina el western con dragones y cuyo protagonista, un forajido llamado Theodore (Teo), es mudo y habla la lengua de signos. Una interesante historia sobre la que hemos charlado con su director, José Manuel Muñoz, y su guionista, Juan Cereceda, dos veinteañeros que, a pesar de su juventud, ya han trabajado para Disney, Warner o Netflix. 

Pero… ¿Por qué han querido que el protagonista fuera mudo? «Queríamos tratar el tema del lenguaje -confiesa José Manuel-. Y se me ocurrió que el protagonista fuera mudo porque siempre he vivido cerca de una asociación de personas sordas y mudas, y desde pequeño los he visto comunicarse con lengua de signos. Siempre ha habido sordos cerca de mi y nunca los he visto muy representados en la ficción. Además de que la lengua de signos me parece una maravilla, aunque nunca he podido aprenderla». 





Diseños para ‘Western Dragons’

«Todavía estamos preparando la documentación de la película -añade Juan-, y hemos hablado ya con algunas asociaciones. pero queremos que sea una producción para un público internacional y por eso nuestra intencion es que los personajes hablen la lengua de signos norteamericana, que difiere de la española. Pero de momento estamos buscando financiación y asociaciones a las que pueda interesarles el proyecto y a ver si podemos sacarlo adelante. Porque queremos  divulgar también la lengua de signos y que la gente se familiarice un poco con ella. Y si consiguiéramos que la financiación fuera española, por supuesto usaríamos la lengua de signos española».

«Pero que el personaje sea mudo no es solo una anécdota -concluye el director-. Esa dificultad suya para comunicarse también es una de las claves de la película y lo que la hace realmente original. Porque, aunque sea un western con dragones, con fantasía, tiene ese valor añadido. Y el personaje de Ruby, que es una joven inventora, hará un poco de puente entre los espectadores y Teo, porque ella será la que logre comunicarse con él y hacer que los demás lo entiendan».





Teo y Ruby

Un cowboy, un tesoro y un dragón

Juan Cereceda nos comenta de qué va al historia: «La idea de partida es muy buena, es muy fresca, pero también es muy simple: ¿Qué pasaría si en el lejano oeste hubiera dragones? Y el protagonista es Teo, ese chaval que pertenece a una banda de forajidos liderada por Mamá Lambert, que quiere robar el oro de un poblado minero. Pero también aparecerá un dragón que quiere ese oro. y en un forcejeo con el ddragón Teo le romperá el cuerno, con lo que se convertirá en el héroe del pueblo (sin que sus habitantes sepan que en el fondo es un forajido). Así que hará un poco de agente doble para quedar bien con los habitantes del pueblo, a los que irá cogiendo cariño, y recuperar el oro para los bandidos».  

«Y luego tenemos a Ruby, que es la única capaz de entender a Teo y de lograr que pueda comunicarse con el resto del pueblo, por lo que se harán muy amigos -añade José Manuel-.  Además Ruby ella un interés especial en los dragones porque atraen a las tormentas y eso es fundamental para los inventos que ella realiza y con los que quiere mejorar la vida de los habitantes del pueblo»

«Lo que pasa es que los dragones también quieren ese oro de las minas, porque lo usan para alimentar a sus crías -añade el director-. Por eso, al final, en nuestra historia ni los dragones son tan malos como parecen ni Teo tan bueno, aunque su relación con Ruby y los habitantes del pueblo le hará replantearse su profesión de forajido y al final empezará a encontrar un hogar en ese pueblo. Es una película que trata sobre la búsqueda del hogar, sobre la superación personal, sobre la comunicación entre las personas y sobre ayudarnos los unos a los otros. Pienso que es uan historia bastante entrañable con un toque de fantasía que también es bastante atrayente».





Diseño del dragón de ‘Western dragons’

«Un homenaje al western»

José Manuel Muñoz también asegura que la película es: «Un homenaje al western. Queremos reivindicar el género western en la animación, porque se ha tratado muy poco. Y mezclarlo con esa representación de las personas no oyentes. Al no haber casi westerns de animación podemos jugar elementos muy divertidos, muy frescos… y reinventarlos añadiendo un poco de fantasía y de ciencia ficción steampunk.. En realidad no deja de ser la historia del viaje inciático del héroe, pero con una persona sorda que tiene que hacerse entender».

En cuanto a sus referentes, el director menciona: «Películas como Rango y esa mezcla que tenía de personajes estilo cartoon con escenarios bastante realistas. Nos encantan esos personajes más cartoon como Gru, mi villano favorito, que ha sido un referente en el diseño de personajes. Y la iluminación de la película es muy de ese rollo de los estudios Illumination (Gru, Sing, la vida secreta de las mascotas)».





Diseños para ‘Western Dragons’

«También queríamos transmitir bastante información con el color -añade José Manuel-. Por ejemplo, el protagonista lleva colores complementarios, como verde, rojo… para que destaque en un entorno desértico en el que predomina el amarillo. Ruby también destaca bastante gracias a su gorro verde. Hemos pensado muchísimo en el código de colores. En cuanto a nuestros referentes visuales tenemos muchos, desde Spirit, Rango, Borrowed Time…Para el tono de la película nos hemos fijado en Los increíbles, El Gigante de Hierro… Y para la representación de personas con discapacidad auditiva en la ficción nos ha influido bastante el manga Ousama Ranking«.

«Y tengo que confesar que también qe nos pasó por la cabeza hacer una especie de Cowboys vs. Aliens pero bien hecha» -ríe Juan Cereceda-.

Esperemos que logren la financiación para la película porque nos parece un proyecto tan interesante como necesario. De momento nos comentan que: «La gente está mostrando mucho interés en el proyecto y nos hemos planteado producir primero un cortometraje más pequeñito y con otra historia diferente, para poder enseñarlo y encontrar inversores que nos permitan hacer ese largometraje con el que soñamos. Esperamos poder encontrar a esa gente que comparta con nosotros este sueño y lograr hacerlo realidad».





Diseños para ‘Western Dragons’

Fuente

Llévate 50€ de crédito al cambiarte a Octopus Energy