Exmiembros de la Cienciología denuncian intimidación y acoso

Exmiembros de la Cienciología denuncian intimidación y acoso


Apple iPhone 15 Pro Max - El Corte Ingles





Desde que L. Ron Hubbard fundara la Cienciología en 1954, esta organización ha llegado a ser una de las más poderosas del mundo. Considerada religión en algunos países, llegó a contar con millones de adeptos, según sus dirigentes. Sin embargo, esta secta no está en sus horas altas.

Muchos exseguidores, Internet y una potente campaña de Anonymous han denunciado prácticas, abusos y sus peligrosas consecuencias para quienes se atreven a abandonarla. El resultado se ha saldado con deserciones masivas, pero los que han estado dentro advierten de que la Cienciología aún está viva.






La controvertida y poderosa Iglesia de la Cienciología se ha extendido por buena parte del mundo. @RMC PRODUCTION

El mesías de la Cienciología

La Cienciología le debe todo lo que es y ha sido a Hubbard. Este escritor de obras de ciencia ficción “proclamaba que no era de este planeta y que había sido enviado aquí para salvar a la humanidad”, asegura Mike Rinder, desde 2007, un exdirigente de la Cienciología.






L. Ron Hubbard, el fundador de la iglesia de la Cienciología. @Keystone Press _ Alamy Stock Photo

En 1950, escribió Dianética, su obra decisiva con la que daría el salto a la fundación de la Cienciología. Se trataba de uno de los primeros métodos de desarrollo personal del mundo y un éxito de ventas en Estados Unidos. Basado en gran parte en su experiencia personal en la que aseguraba ser físico nuclear, investigador, e incluso héroe de guerra, a la larga se demostró que su historia presentada nada tenía que ver con la real, según relatan estos exmiembros.

Hubbard reescribía constantemente su historia para que encajara en sus planes

“Tenía un don para transformar esos fracasos en éxitos. Ese era su punto fuerte. Hubbard reescribía constantemente su historia para que encajara en sus planes”, manifiesta el periodista de investigación Serge FaubertDianética llegó a ser un dogma para sus seguidores, aunque su método fue cuestionado por la comunidad científica desacreditándole con sus razonamientos.

Entonces, Hubbard vio la salida: «si quieres ganar millones lo mejor que puedes hacer es fundar una religión”, declaraba el gran gurú, según recuerda el experto en abusos sectarios, Pierre Brard. Dicho y hecho. En 1954, el autor de bestsellers de ciencia ficción L. Ron Hubbard, fundó la Cienciología, una estructura piramidal que se apoyaba en comunidades locales desde donde se difundiría la teoría de la Dianética y se enseñaría la doctrina a los seguidores.






Portada de ‘Dianética’ de L. Ron Hubbard, en la que se lee, «Libera tu poder interior. El poder del pensamiento sobre el cuerpo». @RMC PRODUCTION

Purgar las almas de vidas anteriores

“La Cienciología se presenta al público como una organización espiritual”, explica el periodista de investigación Jonny Jacobsen. De hecho, “la  Cienciología afirma que tú eres un dios”, señala el que fuera seguidor de esta organización, Chris Shelton.

El objetivo que persigue la Cienciología es ayudar a los seres espirituales inmortales, llamados tetanes, a recuperar unos poderes olvidados y enterrados en la profundidad de sus mentes. Shelton relata que, para recuperar esos poderes ocultos, los adeptos han de pasar por sesiones denominadas auditaciones.






La cruz de ocho puntas es el símbolo de la Iglesia de la Cienciología. @RMC PRODUCTION

En estos encuentros “se averigua dónde ha habido un problema en la vida actual, en la intrauterina o en vidas anteriores de una persona”, explica Jean Pierre Jougla, abogado y experto en abusos sectarios. Pero purgar las almas inmortales anteriores no sale gratis. “Empieza costando 50 o 100 dólares, pero los precios suben rápidamente”, cuenta Shelton. “Si alcanzas los niveles más altos de la Cienciología, habrás pagado entre medio millón y un millón de dólares”, advierte.

Si alcanzas los niveles más altos de la Cienciología, habrás pagado entre medio millón y un millón de dólares

Eso sí, esa cantidad te promete obtener las capacidades extraordinarias de su mesías. “Toda la Cienciología existe para enriquecer a esa persona”, prosigue el exadepto, quien, como el resto de los que han salido, ahora ven con claridad que se trata de un culto enfocado a la explotación económica de sus seguidores.






Chris Shelton fue un dirigente de la Cienciología que ha sido demandado por la secta cuando se ha atrevido a contar el «modus operandi» de la organización. @RMC PRODUCTION

Travolta y Tom Cruise, los cebos de la Cienciología

Constituida y reconocida como una religión en Estados Unidos, ahora tocaba aumentar el número de adeptos. Hubbard dirigió entonces su mirada hacia Hollywood para poner en marcha una estrategia de marketing extraordinaria. “Los famosos podían ayudar a difundir el mensaje de la Cienciología”, afirma Shelton.

La primera celebridad que la glorificó fue John Travolta. “He recibido mucha ayuda de la Dianética y la Cienciología para gestionar todos mis altibajos”, manifestaba el protagonista de “Fiebre del sábado noche”, en 1977.






John Travolta fue la primera celebridad que se convirtió a la Cienciología. @RMC PRODUCTION

Después, vendría la conversión de Tom Cruise, una mega estrella con multitud de seguidores y, en pocos años, los adeptos se multiplicaron. Las décadas de los 70 y los 80 fueron la Edad de Oro de la Cienciología.

“Una mezcla abominable de la Santa Inquisición y la KGB”

Sin embargo, su férrea disciplina al servicio de la rígida estructura piramidal escondía abusos internos, tanto a la hora de reclutar miembros, como en las humillaciones y trabajos forzados que los fieles debían realizar para el funcionamiento correcto de la organización. “No te permiten hablar, orinar o sentarte y trabajas de 15 a 16 horas diarias”, denuncia Lucas Legall, un exmiembro de la Cienciología de Francia.

La Cienciología es el ‘non plus ultra’ de las sectas

Extendida por varios países, ha conseguido ser considerada religión, pero “la Cienciología es el non plus ultra de las sectas”, asevera Mike Rinder y él sabe de lo que habla. Director de la Oficina de Asuntos Especiales de la Cienciología entre 1982 Y 2005, “mi cometido era la erradicación de los agresores mediante el pago de sobornos, mediante causas judiciales, mediante la intimidación”.






Mike Rinder, exdirigente de la Cienciología, está siendo perseguido y vigilado por detectives privados enviados por la secta. @RMC PRODUCTION

Desde que, en 2007, abandonara la organización, “la Cienciología ha hecho todo lo posible por intimidarme y acosarme para que no hable”. Como él, muchos de los seguidores que han abandonado la secta hicieron declaraciones contra la organización a través de Internet y, apoyados por un grupo de hackers bajo la bandera de Anonymous, “anunciaron que iban a revelar toda la verdad sobre la Cienciología al mundo entero y denunciar sus excesos”, relata Rinder.

La Cienciología ha hecho todo lo posible por intimidarme y acosarme para que no hable

La imagen de la organización cambió para siempre y los medios de comunicación dejaron de tener miedo de informar sobre la secta. Las deserciones fueron masivas. Chris Shelton no se fía y asegura que “la Cienciología es hoy una pálida sombra de lo que una vez fue, pero podría volver por sus fueros”. “En cierto modo, se está volviendo más peligrosa, porque la gente que queda es más fundamentalista”, sentencia Rinder.

Fuente

Samsung Galaxy S24 Ultra 12GB + 512 GB - El Corte Ingles